ANEP califica de potencialmente provocadoras las negociaciones de Gobierno con FMI


La Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), se opone a un posible convenio del Gobierno de la República con el Fondo Monetario Internacional (FMI), por considerar que el acuerdo perjudicaría a la clase trabajadora del país.


La ANEP asegura que el Ejecutivo estaría provocando una nueva confrontación social en momentos inoportunos para el país bajo el mando de un grupo “ideológico macro-fiscal” muy fanático que ha mostrado fuertes carencias en la coordinación efectiva sobre la propuesta que se le presentará al FMI.


"Las “negociaciones” con el FMI se darán en un momento totalmente inoportuno, de considerable potencial provocador a un desasosiego social más intenso y extendido que el que ya vivimos; estando el país al mando de un grupo ideológico macro-fiscal muy fanático; y, para peores, de contradicciones entre sí, pues un día sí y otro también, han venido mostrando carencias fuertes de coordinación efectiva sobre las cifras que le presentarán al FMI para que éste les dé su “bendición”."


Además, agregan que el país cuenta con fondos suficiente y hasta cuatro veces superior a lo que se pretende negociar, datos que según ANEP posee la Contraloría General de la República, entidad que califican como fiel aliada del gobierno.


"Quieren que esta entidad le preste al país 1.450 millones de dólares, teniendo el sector descentralizado del Estado, un superávit de 7.000 mil millones de dólares; suma tan grande que equivale a 12,4 puntos del Producto Interno Bruto (PIB). 7 mil millones de dólares de superávits, compuesto en dos grandes grupos. El superávit libre: 46.2 %, equivalentes a unos 3.246 millones de dólares, por una parte. Por la otra, el superávit específico: 53.8 %, equivalentes a 3.782 millones de dólares. Bastaría, únicamente, utilizar esos 3.782 millones de dólares del superávit libre que atesora el sector público descentralizado, para no caer en las garras del FMI. Nótese que esta cantidad es pocos más de 2 veces lo que Alvarado y su camarilla ideológica-financiera pretende con el indicado “convenio”.
Tales datos son de la propia Contraloría General de la República (CGR), por demás, fiel aliada político-ideológica de la camarilla gubernativa que está controlando los poderes Ejecutivo y Legislativo. Los números indicados son tomados del documento Ejecución de los ingresos y gastos del sector descentralizado al mes de octubre de 2020, emitido por la CGR.
Adicionalmente, se debe considerar que ya no se está hablando de tomar dineros de las reservas monetarias internacional en custodia del Banco Central de Costa Rica (BCCR); entidad ésta que tiene esa plata como de “su propiedad particular”, no del país."

Uno de los principales rechazos de la ANEP es la inclusión del proyecto 21.336, Ley Marco de Empleo Público, a las negociaciones con el FMI, el cual califican de corte ideológico totalitario que beneficiaria solo a los grupos político-económicos, perjudicaría a las personas asalariadas irrespetando sus derechos y convenios internacionales.


Los sindicalistas están a la expectativa de iniciar los movimientos de protesta nacional conforme se desarrolle la reunión que a partir de hoy sostendrá el grupo negociador del Gobierno con la representación del FMI.

11 vistas0 comentarios