Avanza proyecto que penaliza acoso sexual callejero


La Comisión de la Mujer en la Asamblea Legislativa dictaminó afirmativamente, con 4 votos favor y 1 en contra, el expediente 20.299, que penaliza el acoso sexual callejero. Se comprende como tal, todo acto de naturaleza o connotación sexual, cometido en contra de una persona en lugares o espacios públicos, o de acceso público, sin que mantengan la persona acosadora y la persona acosada relación entre sí, sin que medie el consentimiento de la víctima y que produzca en la víctima intimidación, hostilidad, degradación, humillación o un ambiente de inseguridad u ofensivo en los espacios públicos.


La propuesta de ley pretende ir más allá de las acciones punitivas y aspira a crear un cambio cultural por medio de la educación y prevención, donde hombres y mujeres comprendan que el acoso en los espacios públicos o de acceso público es un tema prioritario para garantizar la seguridad y dignidad de tránsito a una mayoría de personas en este país.


La iniciativa contempla también, sanciones que van desde los 6 meses y hasta un año por conductas como exhibicionismo o masturbación en espacios públicos o de acceso público, acorralamiento o persecución, reproducción de material audiovisual con connotación sexual.


Los delitos son agravados, aumentándoles las penas en un tercio, cuando: es cometida por dos o más personas, la víctima es una persona menor 18 años de edad, persona mayor de 65 años o con discapacidad, y si hay reincidencia en uno de estos delitos. Además, en este supuesto, la pena a imponer será únicamente la de prisión.


Para la legisladora Nielsen Pérez, el dictamen afirmativo es producto del trabajo riguroso que han venido desarrollando con el aporte de organizaciones de mujeres, del Poder Judicial, el INAMU y la Defensoría de los Habitantes, lo que da como resultado un equilibrio de criterios sólido, necesario para avanzar en la consolidación de una sociedad más justa y respetuosa del derecho que tienen todas las personas.


Por su parte la diputada Ivone Acuña, voto en contra el proyecto por considerar que podrían existir roces, como ha advertido la Sala Constitucional, con fallos emitidos previamente por el órgano judicial.