Cierre de Medicina Nuclear hace 8 meses pone vida en peligro de pacientes con cáncer de tiroides


La Asociación Nacional Venciendo los Obstáculos de la Vida (ANASOVI), denunció este martes que la vida de más de 50 pacientes de cáncer de tiroides está en riesgo ante el cierre del Servicio de Medicina Nuclear del Hospital México, en agosto del 2020, lo que dejó sin tratamiento con yodo radiactivo a estas personas por más de 8 meses.


Según indicó Briceida Cantillo, presidenta de la asociación, se había establecido un convenio entre los centros médicos México y Calderón Guardia para garantizar el servicio a los pacientes, en vista de la remodelación que se realiza en la Unidad de Medicina Nuclear, pero retrasos en la puesta en marcha de dicho convenio hace que la situación se vuelva critica para los afectados.


“Desde que supimos del cierre por remodelación solicitamos un plan remedial, el cual nunca se llegó a ejecutar, razón por la cual, junto con 16 personas, interpusimos un recurso de amparo ante la Sala IV, el 2 de marzo de 2021, que fue resuelto a nuestro favor. Sin embargo, el plazo dado por el tribunal está por cumplirse sin que haya una solución real para atender esta situación tan urgente, pues ya varios de estos pacientes de cáncer de tiroides han tenido que ser operados hasta tres veces al reactivarse la enfermedad”, comentó Cantillo.


El convenio con el Hospital Calderón Guardia consiste en que este centro médico reciba el yodo 131 y sea transportado hasta las instalaciones del Hospital México para poder administrarlo a los pacientes que sufren cáncer de tiroides durante un internamiento. Este fue remitido, para su debido aval, a la Dirección de Protección Radiológica y Salud Ambiental del Ministerio de Salud; sin embargo, hacía falta la entrega del Manual de Procedimientos actualizado del Hospital México.


El 6 de abril de 2021, la Sala IV le ordenó al Hospital México y a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) adoptar las medidas necesarias para que en un plazo de 24 horas se cumplieran las prevenciones dictadas por el Ministerio de Salud. Por su parte, el Ministerio de Salud debía resolver, en 24 horas, de manera definitiva el trámite de autorización temporal del servicio de tratamiento y estancia de pacientes con cáncer de tiroides en cuartos de internamiento del Hospital México.


Una vez aprobado ese trámite, la CCSS y los Hospitales México y Calderón Guardia tendrían un mes, contado a partir de la notificación del pronunciamiento de la Sala IV, para que los 16 pacientes inicien el tratamiento de yodo 131 requerido, en la dosis y por el plazo prescrito por el médico tratante.


Sin embargo, el Ministerio de Salud informó a la Sala IV que el 25 de marzo recibió el documento del Hospital México y, a partir de este, señala que aún quedan algunos puntos pendientes de resolver, “por lo que no se aprueba la autorización temporal del servicio de tratamiento y estancia de pacientes con cáncer de tiroides del Hospital México.”


“Esto significa que no se va a cumplir el plazo de un mes dado por la Sala IV para poder administrar el tratamiento de yodo radiactivo a estos pacientes de cáncer de tiroides, cuya vida y salud está en riesgo. Exigimos que, tras 8 meses desde el cierre del Servicio de Medicina Nuclear del Hospital México nos den una solución real al problema que estamos enfrentando y que haya un plazo específico para ejecutarla, para garantizar el derecho a la salud de quienes se están viendo afectados”, señaló Cantillo.

24 vistas0 comentarios