Costarricenses podrían dejar testamento vital en expediente médico


Con la audiencia de la Directora Médica del Centro Nacional de Control y Cuidados Paliativos, María Catalina Saint-Hilaire, en la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa, se inició el análisis de un proyecto de Ley que tiene como objetivo brindar la oportunidad a los costarricenses de manifestar mediante un documento legal su voluntad anticipada de cómo quiere que actúe en caso de enfermedad, el equipo de salud que le atenderá.


El expediente 21.512, Ley de Voluntades Anticipadas, establece que en el testamento vital la persona tiene el derecho a elegir qué se hace con su cuerpo, a cuáles tratamientos o intervenciones médicas quiere someterse, si desea o no donar sus órganos o su cuerpo después de la muerte, cuáles personas pueden y cuáles no pueden tomar decisiones sobre estos casos.


Ante la consulta de los legisladores la Dra. Saint-Hilaire, quien avaló la iniciativa, aclaró que el proyecto no contempla la eutanasia, ni el aborto y su propósito es contribuir a respetar las decisiones que tomen las personas para enfrentar sus situaciones de riesgo.


Enrique Sánchez Carballo, presidente de la Comisión, aclaró que para realizar el documento de voluntades anticipadas no es necesario estar con una enfermedad, porque lo que pretende es dejar en el expediente médico su decisión sobre las prácticas médicas que desean se le apliquen en caso de una enfermedad o un accidente.