Delincuentes toman protestas sociales bajo alcahuetería de sus organizadores

  • Pese a perdida del control por actos violentos organizadores del movimiento continúan con protestas y bloqueos

Tras los hechos violentos que se han presentado contra la Fuerza Pública en la Zona de Quepos, por parte de un grupo de delincuentes que llegaron incluso a vapulear a varios oficiales de la policía y robar sus implementos de seguridad, hace unos minutos en conferencia de prensa el Ministro de Seguridad Pública Michael Soto, informó sobre la participación de estos grupos criminales locales reconocidos por las autoridades.


Soto indicó que, desde anoche y hoy durante la madrugada se ha procedido a levantar algunos bloqueos principalmente en Ruta 32, Ruta 27, la Costanera y algunos otros también de la Zona Sur-Sur del país, todo había transcurrido con normalidad hasta un evento que se presentó este medio día en Quepos donde agredieron a un oficial de la policía lanzándole una bomba Molotov que pudo ocasionarle la muerte.


“Hasta el momento la información que tengo no es que sean lesiones graves, son lesiones de atención. No solo del oficial de la molotov, sino que también tenemos un oficial de Quepos con un golpe en la rodilla importante, otro en el brazo importante, esta persona con quemaduras en la mano y otro con un golpe en la cabeza, hasta el último reporte que tengo pues era de atención, pero no de gravedad, a centímetros o a milímetros que sucediera una desgracia que estaríamos todos lamentando en este momento”


El jerarca informó que hasta el momento en la zona hay 25 oficiales heridos principalmente de golpes, 3 con algún otro tipo de heridas de mayor consideración, dichosamente de nada gravedad. En general las protestas han dejado 100 oficiales heridos, 50 personas detenidas por bloqueos y daños y 12 vehículos dañados. El Ministro hizo hincapié en que esta situación se le había salido de las manos a los organizadores del movimiento Rescate Nacional y ahora hay actitudes violentas en la calle.


“Esta es situación que repudiamos, rechazamos, que no corresponde a la idiosincrasia costarricense de resolver las cosas pacíficamente, estamos hablando de hechos delictivos sumamente graves y delicados. La fuerza pública, el Gobierno de la República, somos un país civilista qué llamamos al diálogo, que llamamos a buscar otras alternativas para poder solucionar los conflictos de una forma diferente y pacífica”, manifestó Soto.