¿Desacuerdo o interés político? Detrás de la renuncia de la Ministra Patricia Mora


En una extensa publicación en sus redes sociales, Patricia Mora Castellanos anunciaba al país su decisión de renunciar al cargo de Ministra de la Condición de la Mujer que asumió el 8 de mayo de 2018 como parte del llamado gobierno de unión nacional de la Administración Alvarado Quesada.


Dos años y siete meses bastaron para que Mora cambiara su decisión y dejara las puertas del Ejecutivo por supuestos desacuerdos con el mandatario Carlos Alvarado y su equipo económico al continuar con las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), declaraciones que el presidente diera en exclusiva y de forma “secreta” al Diario la Nación en momentos en que se presentaban de forma oficial los acuerdos del grupo de Dialogo Nacional. Esta situación fue calificada por la Ministra como indignante e inaceptable.


“El pasado miércoles por la tarde, asistíamos al acto formal de entrega al Primer Poder de la República de los acuerdos logrados, después de largas horas de trabajo en las mesas de diálogo. Conscientes de que dichos acuerdos eran modestos, pero entendiendo que se trataba de una puesta en común que permitiría seguir abonando, una vez más en nuestra historia, a lo que deseamos siga siendo la vía costarricense. Y resulta que mientras diversos sectores estuvimos allí, entregando los acuerdos de diálogo, desconocíamos que don Carlos Alvarado y su equipo económico no solo ya habían tomado la importante decisión de iniciar las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), sino que está ya había sido comunicada al señor Director de la Nación, quien al día siguiente a primera hora salió a anunciar al país, en primicia, la decisión tomada.


En la entrevista, o más bien interrogatorio, al que sometió al señor Presidente de la República, el editorialista no perdió oportunidad de advertirle a don Carlos sobre la inutilidad del esfuerzo de diálogo nacional. Que no se trataba de señalar “valores intangibles”, le dijo. Que allí se estaba hablando “de plata”… Y que a él le costaba mucho entender “el festejo por la conversación”, que le parecía observar en el Presidente. Muestra inequívoca de desprecio por la lógica democrática…”, apuntó Mora en su perfil de Facebook.


Pese a las declaraciones de Mora, la interrogante recae sobre si su renuncia se debe a que exista un interés por regresar a la arena política y aspirar nuevamente a una diputación, máxime si para aspirar a una candidatura no se puede estar ejerciendo un cargo de Ministro o Ministra en el gobierno actual. Esa parece ser la consigna de la diputada Ivonne Acuña, que además resaltó los fallos de la Jerarca del INAMU y su deuda con las mujeres del país.


“Sobre sus motivaciones, doña Patricia, me limito a decir que para verdades el tiempo; no obstante, ante su renuncia debe ser muy enfática en manifestar que, contrario a lo que usted ha dicho, que ha llevado a cabo una intensa labor en esa institución como ministra de la Mujer, es poco lo que el Instituto Nacional de la Mujer ha realizado durante su gestión al mando.


Este país tiene una deuda enorme con las mujeres. A pesar de haberse declarado de interés prioritario nacional la prevención y la atención de la violencia contra las mujeres, la institución no visibilizó ningún trabajo especial, sus diferentes áreas continúan trabajando de manera aislada, sin mayor comunicación entre ellas y siempre haciendo lo mismo”, manifestó Acuña, quien además enumero programas que a su criterio no contaron con apoyo real del INAMU.


Los señalamientos de Mora:


Patricia Mora denunció en su post de renuncia varios resentimientos que llevaba en su gestión como Ministra por el actuar del gobierno del que forma aún parte y el que esta a 17 meses de concluir, entre ellas, el “retroceso” en derechos laborales, la ley contra las huelgas y la propuesta de ley para legalizar jornadas “inhumanas” en perjuicio de las mujeres, señaló, así como los recortes a la inversión pública, aprobados en la Asamblea Legislativa en el marco de la discusión del presupuesto para el 2021.


“Estoy narrando un acto concreto que demuestra lo que hemos venido observando con enorme preocupación y que he denunciado en las sesiones del Consejo de Gobierno en reiteradas ocasiones: la práctica recurrente de despreciar el valor de la representación democrática, de imponer intereses corporativos en las decisiones de Estado, a espaldas de la población, intromisiones que se traducen en desigualdad, en privilegios para algunos y pobreza, violencia y exclusión para otros y otras”, indicó.

La renuncia Patricia Mora como Ministra de la Condición de la Mujer será efectiva a partir del próximo 20 de diciembre.





15 vistas0 comentarios