Deudores contarán con 3 meses para evitar manchar su récord crediticio


Así lo propone una nueva iniciativa de Ley presentada por el diputado Carlos Avendaño, que busca se modifique el periodo de registro de la información de comportamiento de los deudores, diferenciando entre aquellos que nunca cancelaron el monto adeudado, y los que, por una situación particular, se atrasaron, pero encararon su compromiso.


Para Avendaño, el tormento que genera en muchos costarricenses las manchas en el historial crediticio, que les impide acceder a créditos bancarios, podría acabarse con la aprobación de esta propuesta presentada a la corriente legislativa bajo el expediente 21.544, “Ley para facilitar el acceso al crédito y reactivar la economía”.


“Es urgente que el país reactive la economía, además de la contracción que se genera -por ejemplo- por el desempleo, el consumo se ve limitado por las restricciones a financiamientos que tienen muchas personas, debido a su historial crediticio. Ahora, está castigándose por igual, al mal pagador frente al que sí cancela sus deudas”, indicó el legislador.


La iniciativa de ley, que modificaría el artículo 133 de la Ley Orgánica del Banco Central de Costa Rica, establecerá que en el registro de información crediticia solo se podrá consignar por cuatro años para aquellos deudores “que su deuda sea declarada incobrable, al que le embarguen el salario para cubrir la deuda o cuyo monto haya sido declarado incobrable en la vía jurisdiccional”. Por el contrario, para quienes honren el pago, aunque sea de forma extemporánea, el historial crediticio regirá por dos años.


También prohíbe que, los deudores sean reportados con morosidad ante la SUGEF, si cancelan la totalidad de la deuda, o cuotas atrasadas, en un plazo no mayor a tres meses calendario, contados a partir del siguiente día natural a la fecha del vencimiento del plazo original. Además, determina: “en caso de una situación médica inhabilitante, acaecida por enfermedad o accidente, y debidamente comprobada por la Caja Costarricense del Seguro Social, ese plazo comenzará a contar a partir del vencimiento de la incapacidad correspondiente, en caso de haberse emitido.”


Por otro lado, el proyecto también contempla facilitar el acceso a financiamiento a los trabajadores que tiene capacidad de pago, pero carecen de garantías reales. A través de una modificación al artículo 66 la Ley Orgánica del Sistema Bancario Nacional, dispone como garantía la deducción directa del salario, de la cuota del financiamiento, tras un acuerdo entre el trabajador y el patrono, el cual definirá su participación de forma voluntaria.

13 vistas