Diputada Vega acusa a cámaras empresariales de frenar mejoras a proyecto que prohíbe plásticos

  • “La democracia en esta Asamblea Legislativa es movida por ciertas cámaras empresariales”, manifestó la legisladora

  • PLN, Restauración y PUSC eliminaron casi todas las mejoras de la iniciativa que pretendía combatir la contaminación por plástico


Diputados de la comisión de Ambiente, en su mayoría, acogieron un texto sustitutivo que elimina las mejoras que se habían aprobado al proyecto 20.985, Ley para combatir contaminación por plástico.


La diputada Paola Vega, indicó que la fuerte presencia de ciertas cámaras empresariales y el Lobby con diputados principalmente de Liberación Nacional, Unidad Social Cristina y Restauración Nacional logró que se las modificaciones hechas al proyecto se debilitaran volviéndolo a su texto original.


“Realizamos todos los esfuerzos para mejorar la redacción del proyecto, con el fin de transformarlo en una herramienta jurídica eficaz contra uno de los mayores retos que afronta nuestra sociedad. Pero la iniciativa es ahora un cascarón vacío, muy conveniente para los intereses de los productores de plástico”, indicó la diputada de Acción Ciudadana, Paola Vega.



Vega lamentó que en medio de un evento como la Pre Cop25, y a pocos días de recibir el premio de Campeones de la Tierra, los congresistas decidan que la única medida para combatir el uso de plásticos es prohibir el uso de pajillas solo en restaurantes.


El texto final cercenado por las fracciones eliminó la prohibición total en el país de bolsas y microperlas de plástico. Además, se borró el artículo que obligaba separar las botellas y envases de plástico de los otros residuos, con el objetivo de mejorar los procesos de reciclaje.


Las únicas mejoras que se rescataron fue la prohibición de pajillas en todo el país e instrucciones para que los programas de educación relacionados con sostenibilidad ambiental tomen en cuenta la sustitución, reducción y eliminación de plásticos de un solo uso.


“Desperdiciaron una gran oportunidad de hacer lo necesario y de estar en el lado correcto de la historia. Han argumentado que no apoyan mi proyecto por los impuestos, pero hoy terminan de comprobar que lo que no apoyan es buscar una solución a la contaminación por plásticos. Esto es un engaño a la ciudadanía al decirles que están legislando por el bien del planeta, la economía y la salud de las personas. Pero vamos a seguir luchando por hacer los verdaderos cambios que nos demanda el siglo XXI”, finalizó Vega.