Diputado acudiría a la Sala IV para evitar que se exija receta médica a medicamentos de venta libre

  • Legislador advierte al gobierno que nuevo reglamento de recetas golpeará duramente a quienes menos tienen.


El diputado Giovanni Gómez, de Restauración Nacional (RN), fue enfático en señalar su oposición al reglamento que impondría el Gobierno de la República, que pretende que los productos que actualmente tienen venta libre se les exija presentar recetas médicas, lo que solo serviría para golpear duramente a quienes menos tienen.


Gómez advirtió que, si persisten en su posición de llevar adelante este reglamento, estará recurriendo a la Sala Constitucional por vulnerar el derecho a la salud de las personas, lo que profundizará los problemas sociales con el fuerte impacto que esta medida traerá en poblaciones vulnerables.


El legislador afirma que el Gobierno está violentando el principio de publicidad al no ser diligente en poner en conocimiento de la ciudadanía en general el borrador de este reglamento, además reveló que el texto no aparece en la página web del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC), en la plataforma de “consultas públicas”, por lo que considera que la posición de los ministerios de Economía y Salud ha sido contraria al derecho y deja a la población costarricense en estado de indefensión al no poder contestar con propiedad sobre un tema que tiene afectación directa sobre todos los costarricenses.


“Es también contrario al derecho e inaceptable, haber realizado una consulta formal al Colegio de Médicos y Cirujanos y no a los farmacéuticos, ya que este sector está relacionado directamente con la venta y comercialización de estos productos. Con este reglamento están obligando a que una familia que requiera de un medicamento pague una consulta médica y luego lo compre, ya que será materialmente imposible que la Caja de Seguro Social pueda hacerle frente a las miles de citas que se acumularán para solicitar una prescripción médica”, explicó.


Según el congresista, debe de regularse el consumo de algunos medicamentos con el fin de que existan ciertos controles sobre su venta. Sin embargo, cree oportuno que se exploren otras medidas para determinar un control de esa naturaleza.