Diputados revierten eliminación automática de plazas en el sector público


El Plenario Legislativo aprobó, de forma unánime, revertir las afectaciones causadas en diferentes instituciones que no pueden llenar las plazas que quedaron vacantes en el sector público.


Según se revela en la exposición de motivos de la propuesta de ley, a la fecha, en el Ministerio de Educación se han eliminado 301 plazas y 1235 se encuentran congeladas, a la espera de ser eliminadas (si se mantiene la norma 12 actual). 226 de las 301 plazas eliminadas corresponden al Título II (carrera docente) del Estatuto del Servicio Civil, de esas 191 corresponden al estrato propiamente docente (profesores y profesoras). Adicionalmente, de las 1235 plazas para eliminar, 1045 corresponden al Título II y, de esas, 967 corresponden al estrato propiamente docente.


Con la aprobación de esta dispensa de trámites al proyecto se busca resolver los problemas que ha generado una norma presupuestaria incorporada por la Asamblea Legislativa en el trámite del Presupuesto Ordinario de la República. Esta norma limita la utilización de plazas vacantes y contempla la eliminación tanto de su contenido presupuestario como de su código.


La diputada del Partido Acción Ciudadana (PAC), Laura Guido Pérez, indicó que la ejecución de esta norma presupuestaria ha significado severas afectaciones, principalmente para el Sector Educativo. La eliminación automática de plazas, tal como está normado actualmente, provoca que no puedan utilizarse para la prestación de servicios públicos de relevancia para la ciudadanía y para mantener los mecanismos de control y vigilancia sobre los recursos públicos.


Por su parte, el legislador José María Villalta Flores-Estrada del Frente Amplio (FA), indicó que es muy diferente destruir los servicios que buscar ahorros. “La norma 12 lo que provoca es un daño”.


Villalta resaltó que se está tomando conciencia del “daño causado”, pues sólo en el segundo semestre del año anterior se congelaron más de 900 plazas en el Ministerio de Educación.


Tanto Villalta como el diputado liberacionista Wagner Jiménez, criticaron que se dejara por fuera el Título I del Ministerio de Educación donde están los conserjes y cocineras.

26 vistas0 comentarios