Directivos de gobierno en INFOCOOP boicotean al CONACOOP

Actualizado: jul 18

  • Pese a contar con 4 votos a favor y 3 en contra, la Junta Directiva del INFOCOOP rechaza solicitud de CONACOOP para aclarar supuestas injurias del Director Ejecutivo ai contra el Movimiento Cooperativo, por la negativa de los representantes de gobierno en vista de que las actas van con aproximadamente un mes de retraso, situación que impide que el acuerdo quede en firme.


Durante los últimos meses se nos ha dado a conocer a varios medios de comunicación entre ellos La Pluma CR, múltiples escándalos de corrupción en el INFOCOOP, específicamente en la etapa conocida como la Intervención del INFOCOOP, la cual ha tenido como cara principal (pero no la única) a Gustavo Fernández Quesada, hoy Director Ejecutivo a.i. suspendido. La supuesta telaraña de corrupción abarca muchos aspectos que, en cuestión de 3 años, acabaron con la imagen Institucional del INFOCOOP, como también en su calificación del Índice de Gestión Institucional ante la Contraloría General de la República.

Entre las supuestas manipulaciones realizadas por Gustavo Fernández Quesada desde la Dirección Ejecutiva del INFOCOOP podemos recordar los nombramientos de funcionarios en áreas no aptas a su formación y requisitos, invalidación de concursos en perjuicio de funcionarios que calificaron con altos estándares simplemente por no formar parte del grupo bautizado como G27 pese a la contratación de la empresa C&A Consultores que velaban por la legitimidad del proceso y que tuvo un costo de 18 millones de colones para llevar a cabo tan solo dos concursos, el despido de un gerente de la asesoría jurídica (que fue revocado posteriormente) por emitir un informe de técnico que permitía la suspensión del propio Gustavo Fernández Quesada, irregularidades en los estados financieros que fueron supuestamente utilizados para informar erróneamente a la Contraloría General de la República, a la fiscalía (como parte de prueba para la causa penal que el propio Fernández Quesada presentó en contra de las anteriores autoridades del INFOCOOP y CONACOOP y que fue premiado con el nombramiento de Director Ejecutivo a.i. en el Gobierno de Luis Guillermo Solís y que continuó aún Con Carlos Alvarado Quesada), a Casa Presidencial (para ampliar la intervención) y medios de comunicación; despidos de funcionarios que conformaron la Comisión de Crédito y que Gustavo Fernández mantenía conflicto de intereses, supuestas denuncias de acoso laboral en contra de Gustavo Fernández y Francisco Guillén Ruiz (anterior subdirector ya pensionado), supuesto pago de dadivas por parte de Morales Zapata a funcionarios del INFOCOOP alineados al G27 (incluido el actual Subdirector Ejecutivo Sergio Salazar Arguedas), entre muchas otras situaciones, denunciadas en la prensa y por parte de funcionarios de la institución que por la gravedad de los hechos mantienen el anonimato.

A raíz de los artículos en varios medios de comunicación, pero especialmente el reportaje de La Pluma CR en el que se describió la relación entre Gustavo Fernández Quesada, el Viceministro Luis Diego Aguilar, y el exdiputado Víctor Morales Zapata, obligó a los miembros del gobierno que pertenecen a la Junta Directiva del INFOCOOP a remover (aunque sea mediante vacaciones forzosas) a Gustavo Fernández Quesada del puesto de Director Ejecutivo, lo que impulsó al propio Fernández Quesada a participar en programas radiales, dar entrevistas a medios de comunicación, y hasta enviar comunicados a los funcionarios del INFOCOOP mediante su correo interno para justificar acciones tomadas por él y por los miembros de la Junta Interventora, en las cuales habla de un complot en su contra y mezcla a entidades fiscalizadoras, prensa, Movimiento Cooperativo y demás, como parte del mismo, describiéndolo como si fuese una especie de Mafia Cooperativa.

Ante las declaraciones de Fernández, el CONACOOP solicitó a la Junta Directiva del INFOCOOP la divulgación interna de un oficio como derecho de respuesta y aclaratorio, gestión que fue rechazada por los directivos de gobierno que integran dicha Junta en vista de que las actas van con aproximadamente un mes de retraso, situación que impide que el acuerdo quede en firme. De igual formar se aprobó extender las vacaciones de Fernández Quesada por diez días hábiles más, mientras se valora la situación, pero evitando abrir cualquier proceso de investigación del funcionario.

Esta situación generó molestia en el CONACOOP, en vista de lo que califican como vía libre para seguir agraviando al Movimiento Cooperativo y un bozal para impedir que se aclaren y desmientan dichas injurias.

Cabe resaltar que La Pluma CR tuvo acceso a la nota que el CONACOOP solicito distribuir a los funcionarios del INFOCOOP, del cual a continuación les presentamos un extracto:

“Don Gustavo, hace afirmaciones absolutamente falsas, tendenciosas y parcializadas y actuando a la defensiva, todo ello derivado de sus pasiones desbordadas y mal canalizadas lo que le hace ser malintencionado, desatando desnaturalizados discursos que confunden o dañan la imagen no sólo de nuestras instituciones cooperativas sino también de personas en particular.

No le importa el daño que le hace a la institucionalidad del movimiento cooperativo, pareciera que su estabilidad salarial está por encima de su interés y del trabajo por el cooperativismo costarricense.

El periodista Fernández Quesada, no deja de atacar al CONACOOP desde que asumió interinamente la dirección del INFOCOOP. Desde la contratación misma de la Auditoría Forense, dirigida y sesgada por quien en su momento se limitaba, desde su cómoda silla en la Junta Interventora, a ratificar lo acordado; en dicha Auditoría Forense atacando ferozmente al CONACOOP, tanto que el 7 de abril del 2017, la Junta Interventora solicita la auditoría del INFOCOOP efectuar una investigación exhaustiva en CONACOOP. Es así como durante meses tuvimos en el CONACOOP a don Mario Chaves, funcionario de la Auditoría del INFOCOOP, en donde le facilitamos un lugar para que pudiera trabajar cómodamente y se le brindaron de parte nuestra, absolutamente todas las facilidades y se puso a su disposición toda la documentación e información que solicitó.

La auditoría del INFOCOOP, (no sin antes causar a don Gustavo y a los interventores un profundo disgusto), en su informe final reconoció que el CONACOOP acató todas y cada una de las recomendaciones que nos hicieron y, por lo demás, no encontraron nada relevante, además, ¡claro! tuvimos la ventaja de que todas nuestras plantillas de Excel estaban y están en perfecto estado y nunca nos han fallado.

Se niega a reconocer el señor Gustavo que, a diferencia al INFOCOOP, el CONACOOP, ha mejorado su gestión institucional y por el contrario gracias a la Junta Interventora el INFOCOOP, tiene deteriorado la mayoría de sus índices de gestión…” (Ver documento completo)

Además de lo denunciado por el CONACOOP en su comunicado, es sabido que Gustavo Fernández Quesada durante el periodo de Intervención, impulsó diferentes medidas en contra del propio CONACOOP como también del CENECOOP, como por ejemplo la suspensión de las transferencias indicadas en el artículo 185 de la Ley de Cooperativas, el cual establece que el INFOCOOP “deberá girar al Consejo Nacional de Cooperativas el monto correspondiente al 1.5% de su presupuesto de capital y operaciones, y un monto similar al Centro de Estudios y Capacitación Cooperativa, como apoyo a los programas de educación, capacitación y transferencia de tecnología al movimiento cooperativo”.

Esta suspensión generó polémica a lo interno del INFOCOOP, ya que la Junta Interventora tomó el acuerdo sustentado en la recomendación técnica de la Asesoría Jurídica mediante el oficio AJ-031-2018, sin embargo, difiere mucho la redacción del oficio emitido por la Asesoría Jurídica con respecto al acuerdo tomado, ya que literalmente el AJ-031-2018 solo recomendó consultar la vigencia de la norma a la Contraloría General de la República y no la suspensión. De igual forma el CONACOOP hizo su consulta formal a la Procuraduría General de la República, la cual fue evacuada el 29 de junio del 2018 mediante el oficio C-160-2018, en el cual concluyó que el artículo 185 de la Ley de Cooperativas sí estaba vigente y debían realizarse las transferencias. Esta situación conllevó a que tanto el CONACOOP como el CENECOOP demandaran al INFOCOOP por la suspensión como también a varios funcionarios involucrados.

Pese a lo anterior, según señalan funcionarios del INFOCOOP, Gustavo Fernández Quesada continuó con su persecución, y logró que la Junta Interventora le autorizara presentar a nombre de INFOCOOP una acción de inconstitucionalidad en contra del Artículo 185 de la Ley de Cooperativas y que es tramitada mediante el expediente 18-020680-0007-CO. No satisfecho con ello, supuestamente obligó a varios funcionarios a firmar coadyuvancias para que se declare inconstitucional del artículo, y así evitar una condenatoria en los procesos que presentaron el CONACOOP y CENECOOP por la suspensión ilegal, como también el evitar que se le abra una nueva investigación disciplinaria.


Pese a estos antecedentes, el señor Fernández Quesada sigue de vacaciones forzosas, pero no suspendido; ni tampoco se ha nombrado a un Director Ejecutivo en propiedad en el concurso que actualmente está vigente desde hace seis meses.