El dilema de APM Terminals, JAPDEVA, el Gobierno y el sector exportador

Actualizado: 24 de jul de 2019

Por el diputado David Gourzong Cerdas.

El país se encuentra en una seria disyuntiva… En una seria disyuntiva porque el 80% de las mercancías que se importan y exportan en Costa Rica pasan a través de los puertos de Limón, donde la Junta de Administración Portuaria de la Vertiente Atlántica (JAPDEVA) ha sido una institución insigne, atendiendo oficiosamente y responsablemente las cargas durante más de 56 años.


No recuerdo que alguna vez en dicha institución quedaran atascados los barcos o bloqueadas las rutas debido a problemas operativos, porque cuenta con 10 terminales.


El dilema presente se remonta a hechos que iniciaron en el 2008, cuando arribó al país una empresa holandesa (Royal HaskoningDHV) contratada por JAPDEVA para hacer un estudio con el que se marcó la ruta de un plan maestro para el desarrollo portuario del Caribe costarricense, el cual incluía componentes que debieron haberse desarrollado a estas alturas, antes de que iniciara operaciones la nueva terminal administrada por APM Terminals. Extrañamente, el puesto 5-7 y otras obras contempladas en ese plan no se hicieron y a la fecha no se han concretado. La omisión de esas obras es un hecho lamentable, pues demuestra que JAPDEVA no se preparó y no tuvo la capacidad gerencial para asesorarse en el ámbito legal pues no realizó a tiempo las consultas y aclaraciones sobre el contrato que el Gobierno de la República firmó en el 2011 y que fue refrendado por la Contraloría General de la República en marzo de 2012. Posteriormente, en enero de 2015 la entidad concedente dio la orden de inicio de la construcción de la nueva Terminal de Contenedores de Moín a la empresa APM Terminals.


Luego, una vez que la TCM estaba pronta a iniciar operaciones, una interpretación de la cláusula 9.1 del contrato por parte del señor ministro de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez Mata, quien es el rector del sector transportes, emitió instrucciones y órdenes a JAPDEVA, donde señaló nombres de buques de debían ser atendidos por la TCM. Cabe aclarar que él no es el gerente portuario de JAPDEVA ni el director de operaciones de la institución, no obstante, sobrepasó su autoridad de enviar directrices y notificó instrucciones y órdenes para favorecer a la entidad concesionaria.


APM Terminals es una terminal especializada para atender barcos multicelulares (Fully Cellular Container Ship). Es una terminal con un calado de 16 metros, algo que no tienen los puestos de JAPDEVA, y con capacidad para atender barcos de más de 4.500 TEUS (un TEUS es un contenedor de 20 pies). Sin embargo, eso no impide que los barcos más pequeños sean atendidos por JAPDEVA, la cual cargaba y descargaba anualmente cerca de 1 millón 200 mil TEUS. Las decisiones tomadas desde el MOPT, dejan a la institución estatal, como cuando se le quita a una mesa de cuatro patas, tres de ellas, al trasladar el 80% de la carga de la Junta de Administración Portuaria para brindársela a APM Terminals. Obviamente, JAPDEVA pierde los recursos para sostenerse.


De ahí que el efecto que está viviendo Costa Rica lo estamos cuantificando y magnificando en estos momentos a través de las cámaras de exportadores piñeros y bananaros, quienes señalan la crisis económica que están pasando y la pérdida de competitividad que enfrentan internacionalmente.


En el caso de la piña, los costos subieron, mínimo, un 178% si se compara lo que hoy pagan con APM Terminals y lo que erogaban con JAPDEVA. Esto se traduce en un aumento de 35 centavos de dólar por caja. El costo de atención a la nave se ha aumentado en un 200%, de acuerdo con el licenciado Abel Chaves de la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña (CANAPEP). Esta última vislumbra el cierre de unas 9 mil hectáreas de producción de piña, si las cosas continúan así.


El posible cierre de esas 9 mil hectáreas se traduciría en 4.500 empleos directos menos. Y ya no será el cantón central de Limón el que va a sufrir… Serían la zona norte, Sarapiquí, los cantones de Pococí, Siquirres y Guácimo, que son los productores de piña en la región Caribe.

Como diputado me he reunido con las cámaras de productores y colaboro desde la Comisión de Gobierno y Administración para dar una solución a la problemática presente. Me he reunido con la Presidenta Ejecutiva de JAPDEVA y considero que hay buenas intenciones en el Gobierno para valorar las cosas.


Por primera vez, el señor viceministro de Infraestructura del Ministerio de Obras Públicas y Transportes, Olman Elizondo, en un programa de televisión nacional, reconoció que JAPDEVA es AUTORIDAD PORTUARIA, pero dijo algo que no comparto, al señalar que los puestos de atraque de la entidad estatal portuaria no tienen las capacidades para atender los buques portacontenedores. Dicha afirmación es totalmente falsa, porque ha sido JAPDEVA la institución que ha sostenido el comercio internacional de Costa Rica durante 56 años.


Es por esa razón que solicito de forma respetuosa al Presidente de la República, que nos ayude a construir una propuesta, porque sé que en la Asamblea Legislativa existe preocupación e interés en resolver esta problemática, la cual es un tema país, no es un tema que atañe solo a la provincia de Limón. No obstante, está en manos de Poder Ejecutivo dar una pronta solución a este tema, pues este poder de la República el que tiene la potestad de corregir y enmendar las interpretaciones realizadas.


Los artículos y comentarios expresados en las columnas de opinión de esta Revista, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente nuestra posición.

88 vistas