En honor a Don Mariano

“Servir y siempre servir ahora más que antes debemos servir, servir con el esfuerzo mientras estemos aquí, para que merezcamos después en humilde medida servir con el recuerdo.” –José Figueres Ferrer.

Don Mariano Figueres, con su vida y su pensamiento ahora inspirará a los políticos verdaderamente socialdemócratas, con una de sus cualidades indiscutibles y que debería ser la principal cualidad de todo político; ser consecuente entre lo que se piensa, se dice y se hace. Así era don Mariano, todos coinciden en esa cualidad, además de ser el hijo más parecido a don Pepe, y como el mismo don Pepe les dijo; el más inteligente de ellos.


En honor a la verdad, siempre le admiré de lejos, sin conocerle, pero don Mariano tenía algo, que me era fácil interpretar, era un hombre sincero, directo y claro. Pocas personas tienen la capacidad de “decir verdad” como él lo hacía, en eso también, todos quienes le conocieron por años coinciden, nunca te iba a mentir y nada le iba a ofender más que se le pusiera en tela de duda su honestidad e integridad, así era el consecuente Mariano.


A una persona que partió, se le mide – en mi opinión – por la manera en que hablaron sus cercanos, antes de que partiera. Y ahí es donde sé con plena certeza que don Mariano fue grande, muy grande, fue enorme. Él era leal a muerte con los suyos, él sabía discernir y dar consejo, sabía interpretar situaciones ajenas y acertar con su recomendación, diría yo que fruto de su intelectualidad y su cercanía honesta con el prójimo.


A pesar de estar inmerso yo en el mundo de la política desde hace ya varios años, y ser amigo de la familia Figueres y ser Figuerista de siempre, no fue sino por situaciones personales que tuve un acercamiento con la figura de don Mariano Figueres, la persona que me acercó a esa figura, narra situaciones con admiración sobre él, era y es uno de sus héroes, cuando hable sobre él lo dicho antes; Mariano era un carismático hombre, un tipo sencillamente brillante y de un corazón que no cabía ni aún en su querida Lucha Sin Fin.


Don Mariano Figueres era un guerrero, lucho por su familia, por su país, por el continente y por siempre ser un hombre ejemplar, en el último año luchó con una determinación que pocas personas tienen o tal vez ninguna, rompió todo diagnóstico y vio con optimismo su futuro, esa fue también una de sus Luchas Sin Fin.


En honor a don Mariano, al hombre consecuente, recto, integro, papá admirable, amigo leal de los suyos, defensor a muerte de la verdad, trabajador incansable y perfeccionista, en honor a él, inspiraremos luchas políticas y luchas personales, en su nombre. ¡Viva Mariano!



Por: Marlon Barrantes Artavia

Asesor Legislativo y Consultor en Comunicación

1,266 vistas