Extrabajadores de Ingenio Atirro avanzan en su lucha por pagos adeudados


Esta mañana la comisión especial de Cartago dictaminó de forma unánime el expediente 21.502, Autorización al Instituto Nacional de Fomento Cooperativo (INFOCOOP) para que cancele los extremos laborales de los exempleados del Consorcio Cooperativo Agroindustrial Agroatirro.


El objetivo de este proyecto, iniciativa de la diputada Paola Valladares Rosado, es finiquitar las deudas a los exempleados que han laborado por muchos años en el Consorcio, que corresponden a vacaciones, aguinaldo, horas extras, cesantía, intereses y cualquier otro extremo laboral al cierre definitivo del Ingenio Atirro.


Según explicó Valladares, el Consorcio Cooperativo Agroatirro, nació en junio del 2003 para explotar, producir, conservar e industrializar caña de azúcar y sus derivados, bajo un modelo empresarial cooperativo inspirado por el éxito del Ingenio Coopevictoria R.L. (Grecia, Alajuela). Con ello se esperaba generar desarrollo y bienestar a los cantones de Turrialba y Jiménez de la provincia de Cartago, a lo que años más tarde se le unió Siquirres en la provincia de Limón.


Al cumplir los 14 años de existencia, Agroatirro R.L. atravesó una de sus peores crisis financieras que llevaron a la quiebra a esta importante cooperativa para los cantones de Turrialba y Jiménez en la provincia de Cartago.


El protagonismo e interés estratégico del Infocoop en este proyecto se da a partir en su aporte económico que, al 31 de diciembre, 2016 era de ¢5,323,022,049.83 en una sola operación constituida el 22 de setiembre, 2014, con fecha de vencimiento al 22 de setiembre, 2044, con una tasa de interés anual del 2%, con garantías de pagarés suscritos por las afiliadas y un fideicomiso de garantía que reúne todos los activos del Consorcio. El más reciente aporte económico del Infocoop al Consorcio se dio precisamente en el año 2014, donde a su vez se unificaron todas las deudas en una sola operación. A partir de ese momento, el Consorcio dejó de recibir el apoyo monetario que en promedio en los 11 años anteriores al 2015, fue de casi ¢550,000,000.00 anuales si se toma en cuenta la participación asociativa que es de ¢129,412,332.00. A partir del año 2015, Agroatirro R.L., ha tenido que mantener el negocio en marcha sin el apoyo económico que a través de transferencias crediticias el Infocoop realizaba.


El Consorcio, indicó la legisladora, no pudo por sí solo, seguir administrando el Ingenio Atirro, y ante la negativa de Infocoop de seguirlo financiando, cerró operaciones en mayo del 2018, dejando en abandono a más de 40 trabajadores que son despedidos sin recibir sus extremos laborales.


Ante esta grave situación los extrabajadores demandaron judicialmente al Infocoop, a Agroatirro R.L. y al resto de las cooperativas afiliadas por concepto del incumplimiento contractual. El Infocoop por su parte realizó una reserva contable con el fin de prevenir una eventual condenatoria, por lo que desde el año 2018 cuenta con los recursos económicos necesarios para conciliar con los extrabajadores.


La Diputada Valladares señaló la urgencia de darle un cierre al consorcio Agroatirro R.L. y una solución inmediata a las necesidades y derechos de los extrabajadores, conscientes de esto, los diputados acordaron autorizar al Infocoop en la solicitud de la quiebra legal de dicho consorcio en sede judicial, para que sea un tercero imparcial quien se encargue de realizar un cierre ordenado y fiscalizado.