Fracasa modernización del INFOCOOP

  • Funcionarios califican de fiasco trabajo de Junta Interventora


En sesión de Junta Directiva del INFOCOOP celebrada el día de hoy (2 de junio), se tomó el acuerdo de retrotraer la modernización, la cual fue la justificación de la última ampliación de la Intervención. Así se comunicó oficialmente a todos los funcionarios de la institución.


La decisión fue fundamentada mediante diferentes criterios técnicos como también legales, debido al comunicado que realizó la Secretaría Técnica de la Autoridad Presupuestaria la semana pasada.


Entre las medidas que se realizaran, se comunicó lo siguiente:


  1. El movimiento de las plazas y personal se hará de manera ordenada, paulatina, planificada y en coordinación con las respectivas gerencias, esto para no generar problemas o inconvenientes en la ejecución de metas.

  2. Se realizará una reunión con las gerencias para explicar con detalle el proceso y de ser necesario con todo el personal, la cual se realizará de manera virtual.

  3. La modernización es una acción necesaria para satisfacer las necesidades del sector, esta es la posición de la Junta Directiva, por lo que el proceso se retomará, se solicitará la prórroga respetiva a MIDEPLAN, se revisarán los insumos con los que ya contamos y de ser necesario se harán los ajustes respectivos, siempre con la participación y conocimiento de los funcionarios y evaluando las necesidades del sector y de los departamentos.

  4. Será un proceso transparente y colaborativo, pero sobre todo apegado a la legislación vigente y a las autoridades correspondientes.


De esta forma indican los funcionarios, se estaría confirmando que la etapa de la Intervención fue un fracaso, y todos sus proyectos han tenido que ser reversados debido a las debilidades técnicas presentes.


Las grandes dudas que surgen ahora están relacionadas con los fondos públicos que se utilizaron, según señalan los empleados del INFOCOOP, para realizar dicha modernización y es que la insistencia de justificar la intervención, llevó al Director Ejecutivo Gustavo Fernández y a la propia junta interventora, en la que participó también Luis Diego Aguilar, viceministro de trabajo y actual miembro de la Junta Directiva del INFOCOOP, a realizar un presupuesto de más de quinientos millones de colones, de los cuales una parte significativa fue utilizada para contratar empresas como la firma de abogados BLP y la empresa especialista en reclutamiento C&A Consultores Estratégicos.


Cabe resaltar que a la empresa C&A se le pagó cerca de quince millones de colones para realizar los concursos externos de la Gerencia de Asesoría Jurídica (CE-008-2019) y de la Gerencia de Supervisión Cooperativa (CE-009-2019), siendo este último concurso declarado infructuoso por parte de Fernández Quesada, pese a la existencia de dos candidatos elegibles y que estaban presentes en la terna, uno de ellos es actual funcionario interno del INFOCOOP, el asesor jurídico Mauricio Pazos Fernández, quien obtuvo una nota de 97 y fue justamente la recomendación técnica de dicha empresa.


Pazos, es públicamente reconocido tanto a lo interno como fuera del INFOCOOP por realizar diferentes denuncias en la forma que fue administrado el Instituto por la Junta Interventora y el propio Gustavo Fernández, lo cual en palabras del propio Mauricio Pazos, “la decisión es ilegal, pero no me extraña en absoluto, he sido víctima de persecución política por parte del Director Ejecutivo suspendido y su grupo de interventores, debido a que siempre he cuestionado abiertamente, en público y de frente su actuar en torno al INFOCOOP como también a los funcionarios. Puedo decirles que de todos los escándalos que han salido a la luz pública, son apenas los primeros capítulos de todo un libro, aún les falta investigar más”, concluyó.