Frente Amplio propone Ley de Moratoria en Pago de Créditos ante emergencia por COVID-19


Con el fin de aliviar las finanzas de las personas deudoras ante la emergencia nacional por la pandemia del Covid-19, el diputado del Frente Amplio, José María Villalta, presentó este martes el proyecto “Ley de Moratoria en Pago de Créditos Ante la Emergencia Sanitaria del COVID-19”, expediente 21.852. El proyecto aplicaría para créditos menores a 100 millones de colones.


La iniciativa-según indica el legislador- se sustenta jurídicamente bajo el Artículo 50 de la Constitución que establece la obligación del Estado de procurar “el mayor bienestar a todos los habitantes del país, organizando y estimulando la producción y el más adecuado reparto de la riqueza”. Esta facultad la ha desarrollado la Procuraduría General de la República, en criterio C-149-2001, sobre limitaciones a la libertad de empresa. Al respecto, la Procuraduría ha expresado: "...las libertades consagradas y protegidas en la Carta Magna no son irrestrictas. Razones de moral, orden público y protección de terceros no sólo permiten, sino que exigen de la intervención del legislador para garantizar la adecuada convivencia en sociedad.


De aprobarse la propuesta, suspendería el pago de la totalidad de las cuotas desde la aprobación de la Ley y hasta el 31 de mayo de 2020. Y del 1 de junio y hasta el 31 de agosto de 2020 se pagaría solo una parte de las cuotas (solo intereses).


En los casos de personas que pierdan su empleo y no tengan seguro de protección crediticia por desempleo y para PYMES o PYMPAS cuyos ingresos bajen se suspendería el pago de la totalidad de las cuotas (amortización del principal e intereses) desde la aprobación de la Ley y hasta el 31 de agosto de 2020.


En cuanto a tarjetas de crédito, se suspende el pago de la totalidad de las cuotas (amortización del principal e intereses) desde la aprobación de la Ley y hasta el 31 de agosto de 2020.


Las cuotas suspendidas se pagarán en los meses posteriores, dando un tiempo de gracia para aliviar las finanzas de las personas y las empresas ante la crisis económica producto de la emergencia sanitaria. La ley también establece que ante la suspensión, los bancos u otros prestamistas no podrán ejecutar garantías o cobrar intereses de mora, según indica la propuesta de la Fracción del Frente Amplio.