Gobierno pretende reorientar más de ¢23 mil millones de anualidad 2020 a personas desempleadas


El Gobierno presentó a la Asamblea Legislativa un proyecto de ley que adiciona un transitorio único a la Ley de Salario de la Administración Pública, que plantea que para este 2020 el aumento de la anualidad que recibirían todas las personas servidoras del sector público no sea reconocido, y que dicho recurso presupuestario sea trasladado íntegramente a la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE), para ser utilizado en subsidios a personas que quedaron desempleadas por los efectos colaterales del COVID-19.


Se estima que los recursos correspondientes al aumento de la anualidad de este año es de unos ¢23.150 millones.


Esta medida -que es extraordinaria y que se aplicaría por una única vez- excluye a quienes laboren para el Ministerio de Salud, la Caja Costarricense de Seguro Social y los cuerpos policiales del país.


“Las afectaciones sanitarias y económicas que vive el país y el mundo por esta pandemia nos retan a hacer grandes esfuerzos para enfrentar la emergencia que impacta a miles de personas. Somos conscientes de la grave disminución de la actividad económica en prácticamente todos los sectores, lo que provoca un alto número de personas en situaciones de vulnerabilidad y mayor demanda de atención a través del Estado”, reflexionó la Ministra de Planificación Pilar Garrido Gonzalo.


Agregó que, se somete a consideración de los congresistas la iniciativa, con el fin de alivianar la situación que miles de familias atraviesan por la pérdida de su empleo, producto del COVID-19.


El aumento de anualidad del 2020 no se reconocería a futuro. A partir del año 2021 la anualidad correspondiente a dicho año y a los años futuros se pagaría de manera ordinaria según lo establece la ley.