Gobierno propone venta de BICSA y concesión de FANAL para bajar la deuda del país


Como parte de las medidas que el gobierno de la República pretende ejecutar para bajar el déficit fiscal, están la venta de Banco Internacional de Costa Rica (BICSA) y la concesión de la Fábrica Nacional de Licores (FANAL), así lo indicó el ministro de Hacienda Rodrigo Chaves, en su comparecencia antes el Plenario Legislativo.


Actualmente la deuda pública del país es de $36.500 millones, por su parte el déficit fiscal se situó en 6.96% del Producto Interno Bruto (PIB) al cierre del 2019, por lo que ambas transacciones contribuirían a solventar parte de esa deuda.


El ministro enfatizó que estas medidas para reducir el déficit, no afectan ningún programa social ni implican cierre de instituciones públicas ni nuevos impuestos.


En el caso de la FANAL tanto la venta o la opción de concesionar la operación implicará un 0,03% del PIB. Con ello, adicionalmente, se fortalecerá el Consejo Nacional de Producción y por tanto la protección de pequeños y medianos productores agrícolas, dado que es el CNP al que le corresponde hacer frente a las obligaciones de la FANAL, expuso el jerarca.


La venta de BICSA implicará un 0,04 del PIB. Este banco internacional, propiedad de bancos públicos de Costa Rica, no tiene empleados ni operaciones en el territorio nacional.


Chaves reafirmó que no se van a proponer nuevos impuestos. "Ya Costa Rica viene recogiendo los frutos de la ley 9.635 con mejoras en la recaudación, acciones directas contra la evasión fiscal y control del gasto público. Ahora, de manera responsable, debemos seguir buscando soluciones al desafío nacional del déficit fiscal con medidas como las que hoy estamos anunciando”, argumentó.