Gravedad de la liquidez y el endeudamiento del Gobierno

Marvin Eduardo Calderón Gómez

Consultor Senior Estrategias y Finanzas

Nafconsultores


La razón de liquidez que se deriva de la información contable del año 2020 del Gobierno de la República muestra un valor de 0.34 y la razón de endeudamiento muestra un valor del 120%. Lo anterior se interpreta así: por cada 100 colones que el Gobierno tiene que pagar en los próximos días, semanas o meses máximo hasta un año, solo tiene 34 colones y por cada 100 colones de riqueza que tiene a su favor, debe 120 colones. Ese es el motivo por el cual el Gobierno está presionando a la Asamblea Legislativa por la aprobación del proyecto de préstamo con el Fondo Monetario Internacional. El lado fiscal de la economía de Costa Rica tiene metástasis cancerosa.




Ahora el lado monetario de la economía, el que es responsabilidad del Banco Central, tiene el mercado financiero bastante restringido en cuanto a la masa monetaria que hay en circulación. El multiplicador monetario muestra un valor de 1.355, entiéndase que, si depositamos 1000 colones en el sistema bancario, se pueden multiplicar hasta llegar a la suma de 1355 colones por el efecto del ahorro y el crédito. El Banco Central gira en torno a que la moneda no pierda su valor adquisitivo y eso no necesariamente va en la dirección de la reactivación económica. Simplemente el Banco Central adopta una posición acomodaticia y se ajusta a la situación fiscal, la cual es responsabilidad 100% de los políticos que llegan al gobierno.


Lo escrito en los párrafos anteriores es muy crítico, pone a la economía de nuestro país en una situación similar a la de un país en guerra. Cuando una empresa presenta los mismos índices de liquidez y de endeudamiento, solo tiene dos caminos: 1- la quiebra liquidación y cierre, 2- la reestructuración urgente para volverla a reactivar y ponerla a producir. Nuestro país no puede ser cerrado, entonces el único camino que le queda es la reestructuración. Esto es algo que la Contraloría General de la República viene pidiendo desde hace mucho tiempo, viene señalando la necesidad de cambios estructurales en el sector público.


Cuando una empresa es sujeta de reestructuración y reactivación, se hace una depuración de activos, pasivos y de patrimonio. Siempre es necesaria una inyección de capital fresco, entiéndase, dinero fresco. Exactamente lo mismo sucede con la situación del país. Es necesario reestructurar todo el sector público y para hacerlo es necesario inyectar dinero fresco en la masa monetaria del sistema financiero. Esta situación tiene por obligación que ser el punto de partida de todos los aspirantes a gobernar el país.


Un proceso de reestructuración de todo el sector público no significa desempleo adicional, se puede reestructurar todo el sector sin un solo empleado despedido. Pero algunos políticos no tienen la aptitud, la visión o el compromiso con la patria y la sociedad. Por el contrario, un proceso de reformas estructurales generaría inmediatamente muchos puestos de trabajo en la sociedad. Otros políticos que aspiran a gobernar el país son irresponsables porque hacen creer a una parte del electorado, que ellos son líderes capaces de sacarlo adelante y en realidad son los más dañinos, para muestra un botón, lo que están haciendo los actuales gobernantes.


Uno de los aspirantes me dijo que el voto es emotivo y que no podemos ponernos a ser muy intelectuales o técnicos en este proceso electoral que ya arrancó. ¡Yo no puedo aceptar eso! Ciertamente hay un voto que es emotivo, por eso hay gente que sigue a políticos que tienen cuestionamientos serios y que son realmente los culpables de la situación que vive hoy el país. Pero también es muy cierto que más del 65% del electorado no sabe por quién votar, porque no ven uno solo con la altura moral, ética y con las aptitudes de liderazgo que necesita nuestra sociedad. Tenemos que hacer un esfuerzo ya, para hacer que el voto sea racional y que determine quién será el elegido.


Yo quisiera aspirar a la conducción del país, pero con esas barreras millonarias que ponen los grupos de poder, con la complacencia del Tribunal Supremo de Elecciones y de la Sala Cuarta, me tengo resignar al igual que el costarricense promedio, a renunciar a mis derechos humano y constitucional, y que los mismos se vean pisoteados. No obstante, no puedo quedarme quedito. Por eso quisiera hacer un llamado a todas las personas que tienen formación en el campo de la contabilidad, el análisis financiero, las finanzas públicas y la economía, para que hagamos un esfuerzo y tratemos de manifestarnos por los medios que sea posible, y explicar la situación actual del país en palabras sencillas y entendibles. Por encima de las preferencias partidarias, podríamos conformar un grupo gigante a nivel nacional ahora, este es el momento para traer este tema al primer plano. ¡Reaccionemos por favor!


Seamos de alguna manera líderes de opinión y tratemos de forzar a los aspirantes a la presidencia del país a decirnos cómo van a solucionar esto. Los periodistas están en la obligación de hacer lo propio cada vez que efectúen entrevistas y debates. En este tema todos se van por las ramas y las hojas y no por el tronco y el país no soportaría 4 años más de deterioro social y económico. ¡ESTE PROBLEMA TIENE SOLUCION…!


Los artículos y comentarios expresados en las columnas de opinión de esta Revista son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente la posición de La Pluma CR


28 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo