INA se reforma para competir en el desarrollo tecnológico y el empleo del futuro


Con la modificación de la Ley Orgánica del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), el país avanza de frente a la Revolución Industrial 4.0, así lo confirmaron este lunes 43 legisladores con su voto a favor de la propuesta, en segundo debate.


El expediente 21.738, Ley para el fortalecimiento de la formación profesional para la empleabilidad, la inclusión social y la productividad de cara a la Revolución Industrial 4.0 y el empleo del futuro, tendrá como finalidad principal promover, desarrollar y potenciar la capacitación y formación profesional en Costa Rica. Igualmente fomentar las competencias y cualificaciones transferibles que refuerzan la capacidad de las personas para encontrar, conservar y mejorar las condiciones para un trabajo de calidad o el emprendimiento y; el desarrollo empresarial.


Una de sus proponentes, la diputada liberacionista, María José Corrales, resaltó la importancia de modernizar el INA como una herramienta para el desarrollo tecnológico y económico del país, así como una oportunidad para lograr salir adelante por medio de la educación y el trabajo, especialmente en momentos donde la emergencia nacional e internacional por la pandemia del covid-19 ha demostrado que se necesitan instituciones ágiles, eficientes para la reactivación económica y de generación de empleo.


“De cara a la revolución industrial 4.0 y al empleo del futuro. Siendo estas áreas de gran relevancia para el desarrollo de nuestro país, especialmente en momentos donde la emergencia nacional e internacional por la pandemia del covid-19 nos ha demostrado que requerimos instituciones ágiles, eficientes y efectivas para afrontar los grandes retos que tenemos como humanidad, especialmente en materia de reactivación económica y de generación de empleo.


Mejoras en los procesos de contratación de personal, asignación de becas, asesorías técnicas, creación de valor y acompañamiento empresarial, así como infraestructura organizacional, son solo algunos de los cambios que estamos realizando a esta insigne institución”.


Corrales además destacó el papel que ha jugado el INA en la preparación de miles de costarricenses que han tenido la oportunidad de formarse en carreras técnicas y en cursos de diversas índoles de cara a un mercado de trabajo cada día más exigente y competitivo.


De igual forma el legislador Wagner Jiménez Zúñiga, resaltó los cambios que significarían para la institución estar a la vanguardia del avance tecnológico en los mercados de formación y preparación, asegurando que el INA es clave para la reactivación económica del país. Modernizar sistema de computación, ampliar cobertura de becas, modernizar los sistemas de contratación administrativa a través de los fideicomisos, lograr ampliar la infraestructura educativa en sedes rurales y más lejanas del país y realizar nueva composición de la junta directiva para una mayor participación a l fuerza laboral, al sector sindical, cooperativo, sector privado, asegurando igual de oportunidades, el crecimiento económico y la calidad de vida de los costarricenses, son los puntos relevantes de la propuesta, indicó el legislador.


"El INA será una institución estratégica para la reconstrucción económica de nuestro país. Esta tarde confirmamos el interés para realizar transformaciones dentro de la ley orgánica de esta entidad, que tiene como objetivo mejorar la empleabilidad, darle mayor oportunidad a la juventud costarricense que hoy no estudia y no trabaja, acercarnos hacia los procesos productivos, mejorar el ambiente propicio para que exista una mayor relación entre la oferta educativa y la demanda del mercado laboral".


Por su parte, José María Villalta Flores-Estrada del Frente Amplio, comentó que el INA requiere “liberarse de ataduras, para el cumplimiento de los fines para los que fue creado” y agregó que con las modificaciones hecha al proyecto base se mejoraron varios puntos que atienden algunas de las preocupaciones formuladas por diversos sectores, no así lo establecido en torno al artículo 24, donde podría hacerse una interpretación equivocada de los poderes que se le da a la junta directiva del INA en perjuicio de los derechos laborales llevando a una excesiva precarización de esos derechos.


“Entonces va a ser un tema de aplicación de la ley, va a ser un tema para la aplicación de la ley, pero sí lamento que en este artículo 24 no hayamos logrado una redacción más precisa para evitar ese riesgo de excesiva precarización de las condiciones laborales en el Instituto abriendo las puertas para utilizar indebidamente o politiqueramente esas condiciones laborales”.


Finalmente, Villalta apuntó que estuvo cerca de votarlo positivamente de no ser por las objeciones al artículo en mención.

7 vistas0 comentarios