La Convención y los procesos no se pueden posponer

David Garita Rodríguez

Asesor Jurídico Municipal

Ex Asesor Parlamentario


  • Tribunal Supremo de Elecciones advierte los riesgos



La respuesta del Tribunal Supremos de Elecciones al partido en el oficio DGRE-0267-2021, es muy clara en el riesgo que se corre si se posponen la convención y los procesos internos y las limitaciones que esa decisión tiene. Basta con leer las afirmaciones del TSE, veamos lo más relevante:


EL IMPACTO ABRUPTO QUE LESIONA DERECHOS


“…el partido político podría replantear algunas de las reglas definidas, las cuales corresponderá definir de forma exclusiva a la agrupación política a la luz del principio de razonabilidad a fin de que no exista un impacto abrupto en las “reglas de juego”, que lesione los derechos de participación de los militantes de la agrupación”


Lo que el TSE nos advierte es que la reforma no puede generar un impacto abrupto que lesione derechos de participación. Esto quiere decir que, si posponemos la fecha de la convención y no se realizan procesos de renovación de estructuras, estaremos afectando a todos aquellos aspirantes a diputados que no forman parte de la asamblea actual y que perderán la posibilidad de integrar la futura Asamblea Nacional o Plenaria que los elegirá. Ese es un cambio abrupto, dado que se le limita su derecho a integrar ni más ni menos que el órgano que los elegirá, siendo una lesión a sus derechos de participación ya que simplemente le elimina ese derecho del que hoy goza al haberse inscrito para los procesos del 6 de junio, además en beneficio de otro aspirante con quien compite que por estar en el órgano actual queda como elector sin necesidad de proceso alguno.


PRINCIPIO DE IDONEIDAD PARA LIMITAR DERECHOS


EL TSE nos remite a la sentencia 8858-98 de la Sala Constitucional que señala las tres condiciones que debe reunir un acto limitativo de derechos que son: debe ser necesario, idóneo y proporcional, en lo que interesa dice:


“La idoneidad, por su parte, importa un juicio referente a si el tipo de restricción a ser adoptado cumple o no con la finalidad de satisfacer la necesidad detectada. La idoneidad de la medida nos indicaría que pueden existir otros mecanismos que en mejor manera solucionen la necesidad existente, pudiendo algunos de ellos cumplir con la finalidad propuesta sin restringir el disfrute del derecho en cuestión.”


Esta referencia es absolutamente categórica, si la posposición de la convención y los procesos internos son la medida necesaria para enfrentar la pandemia, las autoridades del Ministerio de Salud, órgano técnico encargado de dictar las medidas de cierres y restricciones ya habría ordenado la no celebración de la convención, cosa que además de no haber hecho ha dejado la decisión en manos de los partidos políticos. Esto evidencia que la medida no es necesaria, pero además al estudiar la idoneidad de la medida, la única conclusión posible es que no es idónea, dado que hay otros mecanismos que pueden cumplir con la finalidad propuesta que son los mismos protocolos aprobados por el Ministerio de Salud, lo que implica que el mismo órgano técnico ha tenido como válidos esos otros mecanismos que no limitan derechos electorales.


Planteadas así las cosas un análisis mesurado de la respuesta de TSE evidencia que posponer la convención y los procesos significa un “impacto abrupto” en las reglas del juego que SI lesiona derechos y además que la posposición no es ni necesaria ni idónea y por lo tanto no cumple con las condiciones necesarias para limitar derechos, por lo tanto, NO SE PUEDE VARIAR LA FECHA DEL 6 DE JUNIO ESTABLECIDA.


Los artículos y comentarios expresados en las columnas de opinión de esta Revista son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente la posición de La Pluma CR

17 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo