“Los hechos hablan por sí mismos, el PAC no tiene ideas”

Jonathan Flores Mata

Criminólogo

Directivo Nacional de ANEP


Sin siquiera terminar el memorable (para bien o para mal, lo dejo a consideración de cada quien) año 2020, ya nuestro flamante Gobierno de la República (sarcasmo), daba a conocer sus metas para este 2021. Los dos temas que parecen absorber exclusivamente toda la atención del ejecutivo son la economía y el coronavirus.


“Como regalo de navidad”, parafraseando a cierto medio de comunicación, al que no le haré propaganda, la vacuna contra el SARS COV-2 llegó a nuestro país un par de días antes de noche buena. Gracias a este acontecimiento, se redireccionó toda la atención en la metodología, selección, cantidad de dosis y hasta polémica por la confidencialidad, referente a la campaña de vacunación. Dejando el enorme cúmulo de problemas del país esperando en segundo plano, conveniente, valga decir, para una Administración que ha demostrado ser incapaz de resolver.


Ya se sabe que se experimentará un modelo mixto, entre clases presenciales y virtuales, con motivo de la “nueva normalidad”, obligada por la pandemia. Pero no se señala nada de todas las falencias que se han dejado al descubierto en el sistema educativo público, la desigualdad, infraestructura, mayas curriculares obsoletas y ni que decir de la enorme brecha existente entre la enseñanza pública y la privada (por ilustrar con un ejemplo simple, véase que en los colegios privados las y los estudiantes salen bilingües, en el público ni la base básica, aunque sean los mismos 5 años).


También, conocemos las restricciones vehiculares, de aperturas de parques, playas y otras áreas públicas. Pero no se dice nada sobre la prevención, en materia de seguridad, el impulso del deporte, la cultura, el arte, o estrategias para fortalecer las zonas turísticas. Menos de planes estratégicos para solucionar el eterno problema de los baches en las calles. Y, como lo hemos señalado en otras ocasiones, la seguridad ciudadana solo es importante cuando pueden revolver el imaginario de la ciudadanía con información inexacta (como los supuestos e imaginarios golpes al narcotráfico), y por eso, no vemos ningún anuncio con respecto al incremento de los homicidios (otra vez).


El otro gran punto de concentración es por supuesto, lo atinente a la crisis económica. Toda la ciudadanía conoce de sobra los principales factores que están agravando la crisis económica, y ojo, que no todo es atribuible a la pandemia del covid-19, como se pretende pintar por algunos jerarcas de gobierno. Curiosamente, justo en este aspecto, de abordaje de la crisis, es donde se evidencia con mayor contundencia la falta de ideas de la desastrosa Administración del PAC.


La segunda vacuna del gobierno, su “solución” para enfrentar la crisis, es la de siempre: más impuestos. Así es, no importa que el poder adquisitivo de la clase obrera haya bajado, agravado por iniciativas propias de este gobierno, como el IVA (ahora también aplicado a canasta básica). No importa que los funcionarios públicos tengan salarios congelados, y a la baja, gracias al título III de la ley 9635. No importa que muchos trabajadores y trabajadoras del sector privado reciban la mitad de sus salarios, por la reducción de jornada. No importa que el desempleo escale a cifras nunca antes vistas en la historia… La solución es la misma: que las personas paguen más impuestos.


Por supuesto, cualquiera puede detectar un simple error de lógica en el hecho de pedir a la gente, que ahora está recibiendo menos dinero, y muchos sin empleo, que paguen más. Sin embargo, la clase política que nos gobierna no parece percibir ese yerro de sentido común, o, adrede, vuelcan la vista en otra dirección, para proteger los intereses económicos de quienes pagaron sus campañas.


Es claro que, muchos seguimos a la espera de propuestas serias, y creíbles, en tópicos como reactivación económica, lucha contra el desempleo, exoneraciones, exenciones, evasión e ilusión fiscal. Continuamos esperando verdaderas ideas y motivación para sacar adelante al pueblo en general, y no solo a un grupito privilegiado.


Finalmente, abogo por que las y los costarricenses recuerden esta falta de ideas en la próxima cita que tenemos con las urnas. No volvamos a cometer el mismo error…


Los artículos y comentarios expresados en las columnas de opinión de esta Revista son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente la posición de La Pluma CR


32 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo