Los retos de las mujeres en el PLN


Con una bienvenida a los presentes por parte del ingeniero Guillermo Constela, inició al conversatorio sobre los retos y desafíos de las mujeres políticas costarricenses. Las invitadas: Daniela Coll Ross; representante de la juventud liberacionista, Franggi Nicolás Solano; actual congresista verdiblanca, Thelma Curling Rodríguez; abogada, jueza, lideresa política y Carolina Delgado Ramírez; presidenta del movimiento de mujeres en el Partido Liberación Nacional (PLN).


Un encuentro cuyo fin fue enviar un mensaje para a las mujeres del partido y a la vez limpiar la imagen del presidente liberacionista en su relación con las féminas revolucionarias del PLN.


Para Danelia Coll las nuevas generaciones deben seguir adelante y pensar en ellas mismas, ser solidarias unas a otras y no enemigas, capacitarse, Enfatiza: “que no se den por vencidas, que crean en ellas mismas”.


La diputada y abogada Franggi Nicolás explicó que no debe ser más importante los asuntos personales de las mujeres como “con quien se acuesta”, sino lo que sabe, el no tener miedo de decir lo que se cree, decir lo que se piensa. Asegura: “No estar ahí solo para mover la cabeza sino por la capacidad y no tener miedo a manifestar lo que se piensa, pero sobre todo ser feminista y decirlo”.


Por su parte la exlegisladora y arquitecta Carolina Delgado considera que Costa Rica carece de legislación contra el acoso y la violencia política machista y que entre los retos femeninos se encuentra el tener más claridad tener claridad en este momento porque las barreras legales son más fuertes y garantizan el cumplimiento de la paridad a todos los niveles. “trabajamos 100 veces más en política y ocupamos menos puestos” y enfatizó “Liberación se ha vuelto neutro en los derechos de las mujeres, debemos ser ambiciosos con luchas día a día y seguir el camino”.


Y para cerrar con broche de oro Doña Thelma Curling invitada de lujo, poco vista en los últimos tiempos dentro de las filas de Liberación Nacional habló poco pero mantuvo su discurso que la hizo estar en la galería de mujeres del Instituto Nacional de las mujeres (INAMU), donde ingresó en el 2015. Habló de su padre y el trabajo que este realizó por la cultura afrocaribeña en nuestro país. Con oraciones muy cortas exaltó la independencia de las mujeres y la libertad de expresión y de trabajo que ellas tienen lo que le ganó en varias oportunidades el aplauso de los liberacionistas.


El cierre lo hizo el presidente del partido, quien aprovecho el espacio para explicar nuevamente, el problema que tuvo hace un par de meses con las mujeres lideresas de su partido, situación que causó molestia en algunos y que lamentablemente contrastó con la actividad que fue productiva para las liberacionistas.