“Magistrados preocupados por sus gusticos, se aíslan de la crisis económica del país"

  • Diputada Xiomara Rodríguez, “quien tenga una pensión de lujo deberá aportar más mediante un impuesto, que se extenderá según aumente el monto de cada pensión”.


La diputada Xiomara Rodríguez Hernández, quien presentó el proyecto de Ley 21.035, que tiene como objetivo establecer un impuesto a las pensiones de lujo, se mostró alarmada ante los argumentos dados por un grupo de magistrados que se oponen al proyecto por considerar que afecta el funcionamiento y organización del Poder Judicial.


Los Magistrados señalan que, al atacar las pensiones de lujo, ellos no podrán darse sus gusticos y con ello se afectara la economía del país.


“Estos nueve magistrados que se aíslan de la realidad económica, se preocupan porque no se dan sus gusticos, cuando tenemos un 12% de costarricenses que no encuentran trabajo y no tienen que comer. Los señores magistrados no se pueden dar gusticos, cuando tenemos miles de familias sin casa y muchos de ellos viviendo en condiciones precarias”, enfatizó la legisladora.


Rodríguez indicó que, el espíritu del proyecto es que, quien tenga una pensión de lujo deberá aportar más mediante un impuesto, que se extenderá según aumente el monto de cada pensión. En las pensiones de la Caja y el Magisterio a partir de 2.2 millones de colones y en el régimen del Poder Judicial desde los 2.6 millones.


Dentro de las consultas obligatorias está a la Corte Suprema de Justicia, donde de 21 magistrados, nueve consideraron que el proyecto afecta el funcionamiento del Poder Judicial, tres consideraron que no y nueve se abstuvieron de votar y por eso una minoría hace que se requieran en la Asamblea Legislativa, 38 votos para que esta iniciativa se convierta en ley.


¿En que afecta el funcionamiento de la Corte?


“Analizando las declaraciones dadas por estos nueve señores magistrados, no encuentro por ninguna parte en qué este proyecto afecte el funcionamiento del Poder Judicial. El proyecto le pondrá un impuesto a los exfuncionarios de la Corte, los que ya están pensionados. No quisiéramos creer que los señores magistrados estén pensando más en su pensión, que en otra cosa”, explicó la legisladora de Restauración Nacional.


La diputada Rodríguez Hernández enfatizó que este proyecto el 21.035 no sobrepasa el cobro del 55% de las pensiones de lujo, por lo que se ajusta a las normas internacionales que debe respetar nuestro país.


“Pero además al establecer que los pensionados de lujo de la Corte deberán pagar el impuesto a partir de los seis salarios base del Poder Judicial, se ajusta a las recomendaciones hechas por ellos mismos para salvar este régimen”, indicó.