Mujeres, aún con dolor, Somos Guerreras

Dra. Gloria Cárdenas Miranda (*)

Asesora en Educación


El siglo XXI, presenta importantes logros a nivel científico, económico, tecnológico, sociocultural entre otros. Los mismos, han generado avances muy significativos con una celeridad impresionante.


Estas dos primeras décadas, han estado cargadas de contrastes, incertidumbre, innovaciones, logros, sueños, de allí surgen interrogantes: el tema de desempleo y subempleo, equidad e igualdad, es un tema solo del Estado, o solo ámbito privado, o de ambos, el empoderamiento y el liderazgo de las mujeres, la autoestima, la educación, capacitación ha sido suficiente o no.


Estamos viviendo una dinámica muy distinta al siglo pasado, donde la presencia de la tecnología digital, llego para quedarse muchísimo tiempo, transformando por el fondo, nuestro estilo de vida, materia productiva, sociopolítica, educación, economía y nuestra forma de relacionarnos con nosotras mismas y nuestro medio circundante.


Así las cosas, en un contexto de pandemia, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en su reciente informe nos indica, “la autonomía económica de las mujeres en la recuperación sostenible y con igualdad”, la tasa de desocupación femenina alcanzo un 22% el año pasado, es decir, la COVID-19, profundizo la desigualdad de género en la región, un 56.9% de las mujeres en América Latina y un 54.3 en el Caribe, están en sectores afectados por la pandemia.


En términos absolutos, 23 millones de mujeres se sumaron a la pobreza, a nivel de América Latina en el 2020. (Semanario Universidad, febrero 2021).


Asimismo, en nuestro país, los indicadores de desempleo y subempleo, no evidencia una mejora de la situación laboral de los costarricenses, especialmente de las mujeres, donde el ejecutivo, no han dado muestras claras, de una verdadera reactivación económica.


Es preocupante, lo que señala la coordinadora de la Encuesta de Empleo INEC, Sra. María Luz Sanarrusia “mucho del empleo recuperado corresponde al empleo informal y el subempleo se ha incrementado, en otras palabras, las personas trabajan menos de 40 horas y quieren trabajar más.


La tasa de desempleo se encuentra en un 21.3% uno de los indicadores más altos de los últimos años, pero menor al registrado en julio 2020, fue 24.4%, cuando las restricciones de movilidad eran fuertes, un total de 516.542 personas, el subempleo está en un 22.7%.


Asimismo, las mujeres presentan una mayor tasa de desempleo que los hombres, 30.0% y 16.5% respectivamente.


Es decir, mientras que la tasa de ocupación para el trimestre agosto, setiembre y octubre 2020 disminuyo en comparación con el mismo periodo de 2019. El porcentaje de ocupados con respecto a la población de 15 años o más fue de 46.9 %, disminución significativamente en 7.3% en comparación con el mismo periodo del año anterior. La tasa de ocupación de los hombres se ubicó en 60.3% y para las mujeres fue de un 33.4%. (Informe INEC, 2020).


Ante este panorama tan desgarrador, le sumamos que 240.860 personas, se quedaron sin Bono Proteger, porque se terminó el dinero, según indico recién, el Ministro de Hacienda Elian Villegas.


Con estos datos, llego la hora, desde hace rato, que nuestras mujeres Ingenieras del Hogar, reciban un salario mínimo, no es un regalo, trabajan 24/7. El INAMU, la Defensoría de los habitantes, PANI, deben plantearlo. La discusión hay que darla.


No es de recibo, que nuestras mujeres, estén viviendo día con día esta zozobra, de no tener arroz y frijoles en la mesa, para darles a sus hijos, un techo seguro y educarlos con dignidad.


El 8 de marzo, conmemoramos el Dia Internacional de las Mujeres, es un deber ético y moral, tejer acciones más concretas, en equipo, tanto con los entes gubernamentales como el ente privado.


No es posible, que un país como el nuestro, amante de la paz, del verdor, la justicia, la igualdad y equidad, nuestras mujeres la estén pasando muy mal, señores tienen hambre, no podemos tapar el sol con un dedo, mostremos sensibilidad, algo de sentido de humanidad o acaso ya perdimos hasta eso, ya no hay ternura en nuestro corazón, solo nos importa el Patrón, aunque sea por estrategia, mostremos PIEDAD. Lo triste, lo bochornoso, el Ejecutivo y muchos diputados, perdieron la brújula.


No basta con entregarles solo un diario, hay educarlas, capacitarlas, enseñarlas a “pescar, darles solo el pescado, es agudizar el dilema”. Es importante asegurar las condiciones sociales de la población, especialmente de las mujeres cabezas de familia, tengan un empleo digno y ser vigilantes de sus derechos laborales, ¡estamos hablando del bien común ¡


(*) Doctora en Educación

Licenciada Ciencias de la Educación, Énfasis Orientación Educativa

Exprofesora UCR-UNED


Los artículos y comentarios expresados en las columnas de opinión de esta Revista son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente la posición de La Pluma CR

131 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Square Stage

Su anuncio Aquí

Consulte nuestros planes de publicidad

Banner en todo nuestro sitio

Contáctanos

Heredia, Costa Rica C.P. 40101

laplumacr@gmail.com  |  WhatsApp: (506) 7271-6944

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon