No cometamos el mismo error en las próximas elecciones

Jonathan Flores Mata

Criminólogo

Directivo Nacional de ANEP


No soy el primero, el único, ni seré el último, en afirmar, con toda confianza en mis propias palabras, que la Administración Alvarado Quesada lleva puesta una banderilla anti obrera. Y es que, la situación es sumamente evidente, la aplicación de políticas regresivas son solo una parte de los esfuerzos insistentes de este gobierno (manejado por otros poderes económicos) en su afán por afectar la calidad de vida de la clase trabajadora.


El mayor músculo político orquestado desde casa presidencial se ha enfocado obsesivamente en impulsar proyectos de ley que vienen a desmejorar las condiciones laborales, las posibilidades de defender las mismas, así como la afectación directa de la remuneración salarial. Por supuesto, la ley anti huelgas, como contra reforma de la Reforma Procesal Laboral, La ley 9635 (si, omito los nombres oficiales de estas normas porque la hipocresía con la que las bautizaron me revuelve el estómago) y ahora, el proyecto de la Ley Marco de Empleo Público, son solo los ejemplos más claros.


Justamente, esta última propuesta, no es más que un misil empobrecedor, que cambiará autoritariamente, al mejor estilo dictatorial, todo el esquema laboral público del país. Las convenciones colectivas perderán su razón de ser, se elimina la negociación salarial y hasta se pone en riesgo la estabilidad laboral. ¿Para qué reformas a la Constitución? Esta gente ha ideado formas legales de traerse abajo las bases de nuestro sistema de derecho, con la aplicación de “innovadoras” leyes. (Por la alineación de Sala Constitucional no pregunten, eso es otro tema que da para hablar por meses).


El asunto es que, con esta iniciativa se pondrá fin de manera definitiva a toda opción de hacer crecer la remuneración salarial, salvo aumentos por costo de vida (claro, como los que se han tenido recientemente, un momento, no ha habido ninguno). Exacto, lo que se gana hoy, será lo mismo que se ganará en 5, 10 y 15 años. ¿Se imagina en la actualidad ganando la misma suma que ganaba en el 2010? ¿Le alcanzaría para comer? A ese es el destino al que vamos…


Para reforzar la idea, durante esta Administración hemos testificado como se han eliminado los aumentos por costo de vida, las anualidades y se suprimió la posibilidad de reconocer nuevos incentivos, es decir, un absoluto congelamiento salarial. El enorme problema es que, mientras esta situación se ha ido presentando, se aprobó la aplicación del IVA a la canasta básica, a medicamentos y muchos otros productos, bienes y servicios, que encarecieron el costo de vida. Tampoco podemos obviar que la gasolina, el transporte público y los aranceles en las universidades privadas, por decir solo unos ejemplos, siguen incrementado su precio. (Y no olvidemos los estragos por el Covid-19).


Resumiendo, en pocas palabras: todo está más caro y seguimos ganando igual, o menos, y seguirá siendo igual o peor. A esto es lo que se le denomina pérdida del poder adquisitivo, pues con el dinero recibido por nuestro trabajo alcanza cada vez menos para adquirir bienes. A su vez, esto se traduce en una afectación negativa de la calidad de vida, si ahorita solo alcanza para lo básico, entonces en el mediano plazo nos enfrentaremos a dramáticas situaciones en las que nos dominará la angustia por conseguir alimentos.


Si usted se hace la pregunta del meme: ¿Por qué sobra tanta quincena al final del suelo? Ahora tiene una leve idea de algunas razones. Dele gracias al señor Carlos Alvarado y su gabinete de marionetas que hacen lo que el sector de millonarios les manda hacer, para que ellos sigan llenando sus bolsillos y a nosotros nos alcance cada vez para menos.


Recuerde bien los partidos políticos a los que pertenecen las y los responsables de todas estas peripecias que como costarricenses estamos pasando, y que empeorarán. Tengámoslo presente y no cometamos el mismo error en las próximas elecciones.



Los artículos y comentarios expresados en las columnas de opinión de esta Revista son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente la posición de La Pluma CR

35 vistas0 comentarios

Contáctanos

Heredia, Costa Rica C.P. 40101

laplumacr@gmail.com  |  WhatsApp: (506) 7271-6944

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon