Oposición presenta Dictamen Afirmativo de Mayoría sobre Presupuesto Nacional 2020


Nueve diputados de oposición (PLN, PUSC, PRN, PRSC e independiente), que integran la Comisión Hacendarios de la Asamblea Legislativa, presentaron un Dictamen Afirmativo de Mayoría sobre el expediente N° 21.568, Presupuesto Ordinario y Extraordinario de la República para el Ejercicio Económico 2020, por un monto de ¢10.5 billones.


Después de casi dos meses de discusión del presupuesto los legisladores opositores destacan entre las conclusiones varios incumplimientos en la asignación de destinos específicos, algunos sobreestimados como el caso del Fondo Especial para la Educación Superior (FEES) y otros reducidos por criterios fiscales, sin que exista claridad sobre su contenido técnico.


También se encontró una alarmante desvinculación del presupuesto con la planificación nacional, se detectó la posibilidad de que exista insuficiencia presupuestaria en partidas de diferentes ministerios, según lo manifestado por los propios encargados, y se encontró una débil fiscalización de las subpartidas por parte del Ministerio de Hacienda en la etapa de formulación.


La presidenta del ente Legislativo Ana Lucía Delgado indicó que, la mayoría de los legisladores de la Comisión coincidieron en la importancia de que el presupuesto esté focalizado en resultados. Además, es trascendental que las instituciones que conforman cada uno de los Títulos hagan un esfuerzo para contener el gasto y vincular sus recursos al Plan Nacional de Desarrollo e Inversión Pública. “Es necesario exigir a cada uno de los jerarcas un control más eficiente sobre los recursos que transfieren a otras instituciones, ya sea estos corrientes o de capital”, dijo.


Normas presupuestarias.


Ante las debilidades del Presupuesto Nacional 2020, la Comisión optó por definirle al Poder Ejecutivo una serie de normas de ejecución presupuestaria, algunas de las cuales ya fueron utilizadas durante el 2019, con obligaciones a sus jerarcas y encargados, que buscan fortalecer, precisar y hacer más transparente el proceso de formulación, ejecución y liquidación del Presupuesto del Gobierno Central.


Asimismo, el dictamen viene a definir una serie de reglas para obligar a un mayor control del gasto gubernamental, especialmente por ser el primer año de aplicación de la regla fiscal.


El presupuesto enviado por el Poder Ejecutivo tiene una proyección de déficit inaceptable para el 2020, no solo por el monto, sino por el contexto en el que se está. El año 2018 cerró con un déficit financiero de 5.9%, pero la expectativa para el 2020 es más alta en medio punto del PIB (6.4%), en un contexto de reforma fiscal en plena aplicación.


El proyecto del Presupuesto de la República 2020 empezará su discusión en el Plenario a partir del 1° de noviembre y deberá estar aprobado definitivamente, antes del 30 de ese mes.

El dictamen contó con la firma de Ana Lucía Delgado, Wagner Jiménez y Gustavo Viales del Partido Liberación Nacional (PLN), María Vita Monge y Pablo Heriberto Abarca del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), éste último sustituyó en la votación a Rodolfo Peña; Carlos Luis Avendaño y Giovanni Gómez del Partido Restauración Nacional, Gómez sustituyó a Eduardo Cruickshank; Otto Roberto Vargas del Partido Republicano Social Cristiano y el independiente Harllan Hoepelman.


Diputados opinan


Harllan Hoepelman: “Me preocupa que hay un grupo importante de Títulos, Programas o Subprogramas Presupuestarios que no registraron objetivos estratégicos vinculados al Plan Nacional de Desarrollo, lo que podría limitar de alguna manera la efectividad y aplicabilidad de los recursos que les son asignados”.


Wagner Jiménez: “Seremos vigilantes de que cada una de esas iniciativas se encuentren alineadas a este Plan de Desarrollo. Me siento satisfecho con el resultado y el dictamen afirmativo de este Presupuesto”.


Heriberto Abarca “En estos más de cinco años, el PAC ha demostrado que le encanta gastar a manos llenas y eso nos obligó a aprobar una serie de normas de ejecución presupuestaria, al menos para garantizar mayor orden y control sobre el gasto de recursos”.


Rodolfo Peña: “Con la regla fiscal debemos ser aún más estrictos en la contención del gasto, por eso presentamos varias mociones para que las modificaciones en los presupuestos de cada entidad deban aprobarse en la Asamblea y para que los recursos que Hacienda se ahorre con el canje de títulos de la deuda se rebajen del presupuesto autorizado”.