Polémica intervención del INFOCOOP llega a su fin.

Actualizado: jul 18

  • 33 meses duró intervención cargada de disputas internas.


Después de más de treinta y tres meses de que el entonces presidente de la República Luis Guillermo Solís Rivera firmara decreto para intervenir el Instituto de Fomento Cooperativo (INFOCOOP), con lo cual estableció a su propio criterio una primera Junta Interventora que marcaría a hoy la etapa más oscura por la que pasó la institución.


Con el apoyo de un grupo interno autonombrado como el G27, la primera conformación de la Junta Interventora nombró de forma interina en el puesto de Director Ejecutivo a Gustavo Fernández quien es un filósofo, escritor y comunicador social, con la promesa a sus funcionarios que dicho nombramiento sería temporal hasta que se abriera un verdadero concurso supervisado por ellos y así nombrar en propiedad a un nuevo Director Ejecutivo; promesa que según sus funcionarios sirvió para adoquinar el camino al infierno en el que habían sumido al INFOCOOP.


Según detallaron funcionarios, “supuestos créditos colocados sin criterios técnicos, supuestas pérdidas económicas del INFOCOOP que hasta la fecha no se han demostrado, son algunas de las denuncias hechas por el grupo interventor dirigido a lo interno por el propio Gustavo Fernández; hoy la historia se revierte, y el INFOCOOP con hechos que constan en informes de la Contraloría General de la República, se encuentra en la peor etapa y en una clasificación paupérrima en el índice de gestión institucional, que lo colocan como una de las peores instituciones en el país a nivel administrativo; lejos quedaron los días de la nota perfecta y el primer lugar por tres años consecutivos”.


"Desde que el señor Gustavo Fernández asumió la Dirección Ejecutiva, ha colocado a sus miembros más confiables del G27 en puestos claves, sin importar si cumplen requisitos o no, ni tampoco le fue necesario abrir concursos para nombrarlos; lo que nació con la falsa bandera de una causa justa, el Director Ejecutivo a.i. la convirtió en una venganza personal contra los funcionarios Ronald Fonseca, Rocío Hernández, Warner Mena y Jorlene Fernández, ya que ellos habían denunciado un movimiento en favor de un familiar del señor Gustavo Fernández.


Jorlene Fernández era en ese entonces la Gerente Legal de INFOCOP y fue descendida a un puesto técnico en su mismo departamento, mientras que Ronald Fonseca, Rocío Hernández, y Warner Mena fueron suspendidos debido a que se les abrió un procedimiento disciplinario con una duración récord de más de dos años, y culminó con el despido de Rocío Hernández, Warner Mena y otros funcionarios; en el caso de Ronald Fonseca, renunció al INFOCOOP para dedicarse a su propio emprendimiento, y evitar que su nombre fuera manchado", señalan los funcionarios.


Las denuncias y manejos que se dieron dentro de la institución las mencionamos hace unos meses en un artículo que exponía los movimiento y nombramientos para supuestamente favorecer a funcionarios ligados al grupo interventor para conformar un equipo de asesoramiento más íntimo de la Junta Interventora, desde temas cooperativos, técnicos, administrativos, legales y hasta de auditoría. Todos estos gerentes fueron nombrados desde el primer día de la Intervención, y asesoraron en todas y cada una de las sesiones que realizó la Junta Interventora hasta el pasado mes de noviembre.


Justamente el líder cooperativista y promotor del perfil de Diputado 58, Oscar Campos ha realizado una denuncia importante la semana pasada sobre el tema. Aunque la intervención finalizó Gustavo Fernández y los gerentes intervencionistas aún están ocupando los puestos claves del INFOCOOP, según denuncia el Diputado 58, la Junta Directiva con 6 votos a favor y uno en contra, decidió prorrogar el nombramiento del representante de COOCAFE RL por 6 meses más, el cual fue nombrado de forma irregular por parte de la Junta Interventora; dichas irregularidades supuestamente eran del conocimiento pleno de la asesora legal que estaba presente en esa sesión.


Funcionarios del CENECOOP, indican que el día de hoy en la sesión de la Junta Directiva se conocerá el tema sobre las transferencias que el INFOCOOP debe realizar al CENECOOP y al CONACOOP amparado por el artículo 185 de la Ley de Cooperativas, y que en el pasado fueron suspendidas por un criterio legal de la propia asesora legal de la junta, la misma asesora legal que no denunció la semana anterior las irregularidades del representante de COOCAFE RL, y que además fue demanda por CENECOOP a título personal y en conjunto con el INFOCOOP justamente por emitir dicho criterio ilegal y suspender las transferencias de forma arbitraria.


Todas estas denuncias de los funcionarios y las supuestas irregularidades demuestran la urgente necesidad de poner orden en el INFOCOOP.


Esperamos que la Junta Directiva que toma las riendas de la institución pueda poner orden “en casa”.