¿Por qué decidí entrar a la política?

Domingo Argüello García

Comunicador, motivador y

Atleta Paralímpico multimedallista


Ésta es la pregunta que más me hacen y que más me hice yo…


¿Por qué meterme a la política? ¿Por qué exponerme como persona y exponer a mi familia a las ya conocidas y lamentables “campañas sucias”? ¿Por qué salir de la zona de “confort” y experimentar en un terreno desconocido y no muy bien visto por la sociedad? ¿Por qué querer ser alcalde?


Contrario a lo que algunos piensan o tratan de usar para “atacarme” de que lo hice para figurar y por oportunista, la respuesta es muy diferente…


Una cosa es ser oportunista y otra es transformar amenazas en oportunidades…


Cuando sufrí mi accidente con tan sólo 18 años, la amenaza de una “tragedia humana”, la transformé en la oportunidad de darme cuenta de todo lo que era capaz de hacer, como volver a caminar a pesar de los pronósticos y competir internacionalmente en un deporte que no había practicado antes, ganando incluso medallas en Juegos Parapanamericanos, pude también trabajar por las personas con discapacidad, por sus derechos y por la promoción y el desarrollo del deporte para esta población a la cual pertenezco.


Cuando me tuve que hacer cargo de mi hijo de un año como padre soltero, transformé la amenaza de que la inexperiencia y las dificultades me iban a impedir hacerlo bien, en la oportunidad de convertirme en mejor ser humano para criar y educar a mi hijo con base en ejemplo, así como crecer más como profesional inspirado por esta gran responsabilidad que disfruto día a día.


Hace cerca de dos años, cuando me metieron esta idea de la alcaldía en la cabeza, pensé en la amenaza de lo citado al inicio, pero decidí tomar la oportunidad de dar un paso al frente y dejar de quejarme para poder hacer, de dejar las palabras de lado y emprender mi nuevo gran desafío… Ayudar a mejorar mi cantón.


Así encontré mi nueva pasión y mi gran motivación…


Mi motivación para este proyecto sociopolítico viene del mismo sentimiento que tenemos la gran mayoría de personas en Montes de Oca; ese malestar de tener que quejarnos y preocuparnos al ver que no se hacen las cosas como se deberían hacer, de saber que ya no se puede salir en las noches por miedo a ser asaltado, de ver como las presas cada vez nos quitan más tiempo productivo para pasar con nuestros seres queridos o trabajar, donde si se quiere abrir un negocio hay que esperar varios meses para poder iniciar con una deuda por ese atraso, donde se prometen cosas y no se cumplen o se hacen mal, donde las personas con discapacidad y adultos mayores no pueden caminar libremente porque o no hay aceras o son totalmente inaccesibles, donde en lugar de arreglar calles y huecos se maquillan con pintura, donde se ha perdido la convivencia entre vecinos y el sano disfrute de espacios públicos con cultura, deporte y recreación, donde los miles de jóvenes estudiantes deben salir a buscar trabajo fuera del cantón, donde a pesar de algunas buenas ideas no vemos un desarrollo como debería tener un cantón con tantas fortalezas y atributos como Montes de Oca.


Mi gran motivación es que al igual que me ha tocado en otros momentos de mi vida, hoy se me presenta la gran oportunidad de poder hacer, de asumir un nuevo reto con total responsabilidad en compañía de grandes seres humanos y profesionales, que tienen la misma disposición y mística de trabajar con excelencia y eficiencia para lograr un verdadero cambio positivo en nuestro cantón, que podamos llevar a Montes de Oca a ser una ciudad segura, inteligente y accesible para poder darle a nuestros adultos mayores las condiciones necesarias para que puedan disfrutar con dignidad esa etapa de sus vidas, donde todos los habitantes sin distingo de credo, raza, color de piel, género, afinidad sexual y con cualquier tipo de discapacidad puedan desarrollarse social y económicamente, donde los jóvenes puedan aprovechar oportunidades basadas en sus habilidades y los conocimientos que van adquiriendo, donde los vecinos de Salitrillos no tengan porqué sentirse marginados o ignorados, donde recuperemos y resaltemos las tradiciones y lindas costumbres de convivencia de lugares como Cedros, Vargas Araya y Sabanilla, donde los vecinos de Barrio Pinto, Paso Hondo y Santa Marta no se sientan olvidados y solo usados como botín político, donde podamos explotar y promover las bellezas y condiciones de San Rafael en total respeto del ambiente, donde podamos potenciar a San Pedro y alrededores como una Ciudad Universitaria que promueva el comercio, la capacitación, el emprendimiento, la cultura y espacios públicos accesibles y amenos para todos, donde los habitantes de Mercedes sepan que son tan importantes como el simbolismo de nuestra Rotonda de la Bandera, donde nuestros hijos tengan el cantón que soñamos para ellos…


Yo sueño con darle eso a mi hijo, a las nuevas generaciones, a las actuales y a las personas que nos heredaron este lindo cantón; pero para lograrlo no basta con soñar, para eso necesitamos dejar de lado etiquetas que nos diferencian, pensar y trabajar en lo que nos une, y entre todos hacer un llamado a la acción y decir con hechos:


“HAGAMOS MÁS POR MONTES DE OCA”


(*) Gestor de Proyectos - Miembro de PMI –

Agremiado Colegio de Ciencias Económicas.

Profesional en Administración de Negocios, Mercadeo y Ventas y Gestión del Deporte.

Fundador y Expresidente de Federación Paralímpica de Costa Rica.

Organizador de más de 10 torneos Interncionales Pralímpicos.

Comunicador, motivador y

Atleta Paralímpico multimedallista Parapanamericano.