"Por una Estricta Regulación de las Armas de Fuego"

Laura Chinchilla Miranda (*)


Diversas personas han solicitado mi criterio en torno al proyecto de ley que se discute en la Asamblea Legislativa para regular la tenencia y uso de armas de fuego. Mi posición ante este tema ha sido invariable desde que en los años noventa incursioné en la vida pública como Ministra de Seguridad. Estoy a favor de las más estrictas regulaciones para el mercado legal de armas de fuego, así como a favor de sanciones agravadas para quienes trasiegan armas ilegales y cometen delitos con las mismas. Lo anterior basado en evidencia rigurosa a nivel internacional que confirma que a mayor regulación en el uso y posesión de armas de fuego, menores los niveles de muertes violentas -homicidios y suicidios- ocasionados por las mismas.


En muchas ocasiones, como Ministra, diputada, Vicepresidenta y Presidenta, propuse reformas legales que encontraron la oposición de algunos diputados que tuvieron poder suficiente para impedir el avance de las mismas. Durante mi gobierno, incorporamos como uno de nuestros objetivos en la Política de Seguridad y Paz Social (POLSEPAZ) “desestimular la portación de armas de fuego.”, para lo cual impulsamos medidas como: jornadas de recolección y destrucción de armas de fuego, operativos para incautación de armas ilegales y campañas de sensibilización sobre los riesgos en el uso de las mismas. Como resultado de esa guerra que le declaramos a las armas de fuego, la policía batió records de decomisos y destrucción de armas ilegales, pero el resultado más importante fue que logramos bajar las muertes cometidas con armas de fuego en un 20%, las cuales pasaron de 349 en el 2010 a 279 en 2013 (Gráfico 1)



Uno de los problemas que venía creciendo, era la introducción de armas de fuego por parte de niños y jóvenes en escuelas y colegios; para enfrentarlo lanzamos un programa con el apoyo del Ministerio de Educación que permitió reducir drásticamente los casos (Gráfico 2).



Algunos utilizan los resultados anteriores para argumentan que si mi gobierno fue capaz de disminuir los homicidios sin necesidad de aprobar una ley más restrictiva en materia de armas de fuego, no hace falta dar ese paso. Sin embargo, pierden de vista que la única manera de sostener los esfuerzos y de asegurar una política consistente en esta materia es obligando a medidas y controles estrictos mediante legislación. Los homicidios en el país han vuelto a crecer desde el año 2014 y un 69% de los asesinatos ocurridos entre el 2014 y el 2017, fueron cometidos con armas de fuego.


Ciertamente, son varios los factores sobre los que una sociedad debe actuar para reducir la criminalidad violenta, pero sin duda una de ellas, es el control de las armas de fuego. El Partido Liberación Nacional desde los gobiernos que ha ocupado, ha promovido importantes regulaciones: consiguió la aprobación de la primera importante regulación en esta materia cuando en 1995 se votó la Ley 7530 de Armas y Explosivos; inspiró y promovió la adopción en Naciones Unidas en el 2013 del Tratado de Comercio de Armas (ATT); y participó activamente en la redacción del expediente en discusión.


Confío en que los diputados de esta Asamblea Legislativa que tanta sensatez han demostrado en temas de alcance nacional, vuelvan de nuevo a honrar las aspiraciones de un país que ha hecho de la paz su mayor fortaleza y aprueben el Proyecto de Ley 20.509.


(*) Ex Presidenta de la República

Artículo publicado por la ex mandataria en su red social de Facebook

0 vistas