Proponen reducción al impuesto de la gasolina

  • "La prioridad debe ser la comida", Cruickshank


Un proyecto de Ley que pretende rebajar el impuesto único que se paga por la gasolina Súper, Plus 91 y el Diésel, en el país, fue presentado por los diputados de Eduardo Cruickshank y Carlos Avendaño, de Restauración Nacional, con el fin de dar un alivio financiero por 2 años a la ciudadanía en tiempos de pandemia.


Actualmente según se indica por parte de los legisladores, los costarricenses pagan hasta un 125,7% más por cada litro de gasolina, con la propuesta la reducción del impuesto sería en un 50%, lo que bajaría el costo actual, por ejemplo, la gasolina súper bajaría de ₡700 a ₡568 por litro; la gasolina regular bajaría de ₡683 a ₡556,85 por litro, y el diésel de ₡572 a ₡497,50 por litro.


Carlos Avendaño explicó que es urgente convocar y abrir la discusión sobre el monopolio que tiene Recope y el costo que representa para el país. “Las familias necesitan respuestas ya, alivio financiero ya. Presentamos esta segunda iniciativa de reducción del impuesto a los combustibles, si el Presidente se niega a convocar y abrir la discusión sobre RECOPE, y la apertura del monopolio, la población no puede esperar, debe dárseles una solución, y por eso insistimos en la disminución el impuesto a la gasolina, que es en este momento el factor que más dispara el costo”.


Por su parte Eduardo Cruickshank aseguró que la iniciativa busca dar auxilio a los costarricenses en tiempos en que la economía de los hogares, el desempleo, principalmente contribuyen a agravada la situación por la pandemia, es ahí donde deben darse las prioridades. “Entendemos que el impuesto al combustible es importante para mantener en buenas condiciones nuestras carreteras, pero por la situaqción que atraviesa el país la prioridad debe ser la comida para todos y todas”.


Además, la disminución de ingresos para el Gobierno Central se vería compensada por el crecimiento de la actividad económica que se generaría al reducir el precio de los combustibles entre un 13% y 19% que, a su vez, reduciría los costos operativos del sector productivo, aumentaría el nivel de empleo e incrementaría la recaudación de impuestos como IVA y Renta.



5 vistas0 comentarios