Proyecto de pesca de arrastre recibe segundo debate

Crónica Legislativa

Fuente: Departamento de Prensa y Protocolo (*)


El pasado jueves 22 de octubre, tras generar una amplia discusión sobre los beneficios que traerá para un grupo de pescadores y los perjuicios que podría ocasionar a otros, el proyecto de pesca de arrastre logró su aprobación en segundo debate con una votación de 28 diputados a favor y 18 en contra


Se trata del expediente 21478, Ley para el aprovechamiento sostenible de la pesca de camarón en Costa Rica, el cual mediante una reforma a la ley de pesca y acuicultura pretende dar solución al problema social, económico y ambiental generado en las zonas costeras por la suspensión de esta actividad económica por más de cinco años.


La diputada Zoila Volio Pacheco quien inicialmente se oponía a la iniciativa expresó que cambió su posición ante la crisis que ha generado la pandemia que afecta a unas zonas más que a otras y entré las más perjudicadas aseguró se encuentra Puntarenas.


El proyecto propone que las licencias para el aprovechamiento sostenible de camarón con fines comerciales únicamente se otorguen a las embarcaciones de bandera y registro nacionales, así como a las personas físicas y jurídicas costarricenses.


La iniciativa establece que el aprovechamiento sostenible de camarón con redes de arrastre debe contar con dispositivos excluidores de peces y tortugas, ajustados a las regulaciones técnicas y científicas para la disminución significativa de la captura de fauna de acompañamiento y la reducción de impactos ambientales al ecosistema marino.


Las regulaciones específicas serán establecidas por el INCOPESCA, pero la ley es clara al definir que toda embarcación debe tener instalada su baliza satelital y en correcta operación, según la zonificación legalmente establecida.


Se prohíbe la pesca de camarón con redes de arrastre en los esteros, desembocaduras de ríos, arrecifes, parques nacionales, así como en cualquier otra área delimitada por el INCOPESCA.


Uno de los opositores a esta iniciativa es el diputado José María Villalta Florez-Estrada quien sostiene que la pesca de arrastre no solo afecta el ambiente sino también a miles de pescadores artesanales, por lo que serían más los perjudicados que los beneficiados.


Villalta aseguró hay estudios de universidades que demuestran que desde 2013 que se prohibió la pesca de arrastre se ha dado una pequeña pero sostenida recuperación de la pesca en lugares de Guanacaste como el golfo de Nicoya.


A las objeciones en contra del proyecto se unió la legisladora Nielsen Pérez quien recordó que cerca de 1500 personas se dedican a la pesca artesanal mientras que únicamente cerca de 600 son de pesca de arrastre.


Destacó que estudios de la Universidad Nacional realizados en el 2015 revelan que la pesca de arrastre no es una respuesta para la situación económica, social y ambiental de Puntarenas.


(*) Asamblea Legislativa de Costa Rica