“¿Quién hará propuestas para la igualdad?”

Jonathan Flores Mata

Criminólogo

Directivo Nacional de ANEP


Las precampañas presidenciales comenzaron a moverse. Algunos políticos que llevaban un rato moviéndose desde la clandestinidad que sus propios círculos salieron de las sombras. Otros nombres, más “activos” en la chota de la politiquería diaria del país, reafirmaron las aspiraciones que ya todos y todas sabíamos de antemano


Gracias a las redes sociales, y breves espacios propiciados por periodistas, algunos y algunas de estos precandidatos y precandidatas, han externado breves pinceladas de ideas sobre los temas que consideran de fundamental interés de nuestro país. Por supuesto, la pandemia, la economía y la inseguridad, se repiten en las bocas y todos ellos y ellas.


No obstante, y estoy seguro de que cuando la campaña política “entre de lleno”, tocará volver a abordar este tema, los tópicos que rozan sensibilidades de sectores económicamente poderosos, no se mencionan ni por error. Claro está, no se puede comenzar atacando a quienes pueden ser las y los padrinos de las próximas campañas políticas, desde el aporte de capital.


Justo por esa razón es que, difícilmente nos toparemos con propuestas verdaderamente enfocadas a buscar la igualdad social. Iniciativas como establecer impuesto a capitales golondrina, suprimir las exenciones y exoneraciones abusivas, extinción de dominio, dar a conocer los acreedores de la deuda del Estado, o proposiciones para luchar contra el exagerado interés de la deuda que ahoga nuestra economía, posiblemente, no las escuchemos jamás.


Mucho menos nos encontraremos proposiciones que ataquen los intereses directos de las grandes estructuras del crimen organizado, que mueven sus dineros sucios a través de nuestra economía formal. El discurso gastado de: “ocupamos más policías y mejor equipados” lo sabemos de memoria, igual que el autoengaño de: “dimos al golpe al narco con decomiso de…”. Pero ya sabemos que es hasta cuando se vean acciones que persigan de manera seria al capital que se obtiene de estas actividades ilícitas, las cosas pueden empezar a cambiar.


También debemos ser conscientes que lo descrito en el párrafo precedente es aún más difícil. Ya hemos presenciado claros vestigios que nos confirman la existencia de un vínculo entre el crimen organizado y las decisiones de la clase política de en nuestro país. Insisto en este tema, no es para nada nuevo estas relaciones entre aspirantes y crimen son añejas; “ojo” con los narco-políticos.


La decisión de a cuál nombre o bandera elegir en el ejercicio del sufragio para el año 2022 nunca había sido tan difícil. No puede este servidor darle la fórmula mágica, estimada o estimado lector-lectora, para tener claridad de por quién votar. Empero, le insto a cuestionar a cada persona con intención de buscar la Presidencia de la República, y examinar si aporta ideas en algunos de los temas antes mencionados, para así al menos tener un parámetro que nos dé una pequeña luz sobre cuál titiritero mueve sus hilos.



Los artículos y comentarios expresados en las columnas de opinión de esta Revista son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente la posición de La Pluma CR

14 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo