“Resultado de esta Administración; Calidad de Vida Degradada”

Jonathan Flores Mata

Criminólogo

Directivo Nacional de ANEP


Desde que el segundo gobierno PAC tomó las riendas del poder formal, pues como ya todos y todas sabemos, el poder real lo ostentan personas con intereses resguardados por la cuna del neoliberalismo; la calidad de vida de las y los costarricenses no ha hecho otra cosa más que ir en detrimento.


Empecemos por denotar como esta inolvidable (para mal) y nefasta Administración Alvarado, desde el inicio se ha ensañado en impulsar acciones que protegen los intereses de las y los dueños de los grandes capitales (y del nexo con el crimen organizado ni escarbemos). Ese camino ha generado, por otro lado, que la clase obrera del país sufra cada vez más y más.


Primero vino la Ley de “Fortalecimiento” de las Finanzas Públicas, esa que creó el impuesto al valor agregado, que encareció la canasta básica, los medicamentos, bienes, servicios, y que significó el primer gran golpe al bolsillo de las y los trabajadores del sector público, al hacerles perder poder adquisitivo. La ley anti huelgas fue el siguiente paso, para terminar de concretar los macabros planes, y no dejar que las y los trabajadores se defiendan.


Junto con esas situaciones tenemos que traer a la memoria el congelamiento salarial, la eliminación de las anualidades, y el suprimir del lenguaje político de Costa Rica lo que conocíamos como dialogo social, permutándolo por posiciones autoritarias y sobornos deshonrosos en los que algunos “representantes” de ciertos sectores cayeron repudiablemente.


La pandemia fue la excusa perfecta para otorgarle la estocada al trabajador y trabajadora del sector privado, como si encarecer la vida con la Ley 9635, cobrar erróneamente miles de recibos de agua, de seguidos incrementos en el costo de la gasolina, la electricidad y el transporte público, no fuera suficiente, se impulsaron y aplicaron, sin resistencia, medidas como disminución de jornada laborar y suspensión de contratos de trabajo. Correcto, menos dinero, por el mismo trabajo y en algunos casos, hasta se hacen horas extra que nunca se llegarán a reconocer.


Pero las cosas, lamentablemente, no terminan ahí. El capítulo de las consecuencias que traerá la incorporación de una Costa Rica en crisis, al club de países ricos (OCDE), apenas comienza. Junto con esta situación, estaremos en vilo respecto a la influencia del FMI en nuestro país, y la famosa agenda que esto conlleva. Oh si, no deseo ser pesimista, pero lo peor puede estar apenas de camino.


Sobre lo que va a pasar con empleo público, el panorama es oscuro e incierto, pero suceda lo que suceda, si esa norma que violenta la Constitución y empobrecerá aún más a nuestro pueblo, pasa, no podemos olvidar que fue impulsada por la Administración Alvarado. ¿Qué te hicimos las y los trabajadores gente del PAC?


Ahora, para seguir con la costumbre de afectar negativamente a las y los costarricenses, vemos el desarrollo de una decisión de la Junta Directiva de la CCSS, que busca aumentar la edad de la pensión y disminuir la cantidad de dinero recibido en la jubilación (si, menos todavía). No, no crean que es coincidencia que tal circunstancia se presente justo en este mandato.


“Ojo”, que apenas y mencioné las circunstancias que han degradado la calidad de vida de nuestro pueblo. Le invito con respeto, estimado y estimada, lector-lectora, a que lea por su cuenta las consecuencias que cada una de estas situaciones han acarreado y seguirán acarreando.


Los objetivos son diferentes, según la ideología e intereses (sobre todo estos últimos) de a quien le preguntes. Intensificar la crisis para deteriorar más el aparato estatal, dinamitar las bases del derecho para actuar de maneras más descaradas, buscar la privatización, la venta de activos estatales…las finalidades son variadas. No obstante, al final, todos los caminos dejan los mismos resultados, una severa afectación (negativa claro está) a la calidad de vida de las y los costarricenses. ¡Muchas gracias, Administración Alvarado! (sarcasmo). Me acordaré de todo esto cuando me encuentre frente a las urnas electorales.



Los artículos y comentarios expresados en las columnas de opinión de esta Revista son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente la posición de La Pluma CR

14 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo