¿Sabe usted que es un delito de cuello azul y como nos está afectando a las y los costarricenses?

Actualizado: nov 3

Por: Gregorio José Briglia Peralta (*)

Ex Juez Penal y Abogado Penalista


Para entrar en materia, debemos de hacer mención al ya conocido delito de cuello blanco, el cual fue concebido en el año 1940 por el profesor Edwin Sutherland quien promovió la muy conocida “Teoría de la Asociación Diferencial”, en donde según él, los individuos lejos de nacer delincuentes, heredar o imitar comportamientos socialmente reprochables, aprenden a ser criminales.- En el tema específico de los delitos de cuello blanco, el autor considera, que no se está en presencia de la conducta desviada a disfunciones o inadaptación de los individuos de la llamada “clase baja”, exclusivamente, sino que se debe a un aprendizaje efectivo de los valores criminales, un hecho que podría darse en cualquier estrato social.


El delito de cuello azul también conocido como delito ocupacional son los delitos cometidos por personas que no se encuentran en las altas esferas, cometidos por los profesionales liberales, como médicos, contadores abogados y notarios. Por ejemplo, cuando brindan un asesoramiento para la ejecución de acciones delictivas.


Pero en Costa Rica, ya desde hace varios años se ha venido gestando la criminalidad de adulteración de bebidas alcohólicas para consumo, con consecuencias nefastas, que han terminado con la muerte de varios consumidores. Es importante informar que todas estas delincuencias son catalogadas también como Delitos de Cuello Azul, pero desde el punto de vista del objeto.


El país, tiene la obligación de implementar, no solo campañas de prevención en este sentido, sino aplicar la Ley y prestarle la atención necesaria a este tipo de criminalidades. No hay una sola razón válida para justificar que, en un establecimiento, se esté vendiendo veneno a las y los costarricenses.


Se requiere una buena articulación con la policía administrativa, la policía de control fiscal, promover estrategias y las leyes que sean necesarias para proteger a los consumidores. Estamos hablando de vidas humanos y esto va más lejos de cualquier actividad lucrativa, esto es responsabilidad de todas y todos. -

(*) Doctorado Académico en Derecho Penal UELD,

Master en Derecho Penal,

Especialista en Derecho Penal / Centro de Estudios de Posgrados

Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos de América

Washington D.C./ S.J. Puerto Rico.-


Los artículos y comentarios expresados en las columnas de opinión de esta Revista son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente la posición de La Pluma CR

194 vistas