UCCAEP califica de excepción “solapada” otorgar privilegios a Universidades


La Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP), reitero este miércoles su solicitud de incluir dentro de la Ley de Empleo Público a todos los funcionarios.


Para el sector empresarial la moción aprobada por los diputados, que agrega un inciso al artículo 6 del proyecto, otorgando a las universidades la auto regulación de sus estatutos y normativa, lo que les permitiría auto regularse sus salarios, no es más que una excepción “solapada” y contradictoria con respecto a la generalidad del salario global que habría de aprobarse para todos los servidores públicos.


Según UCCAEP esto crearía una especie de “subsistema” que les otorga a las autoridades universitarias condiciones para generar diferencias a su favor, excluyendo el planteamiento técnico del Servicio Civil. Es decir, con la moción aprobada se permitirá una desigualdad que en lo absoluto contribuye al espíritu de la ley que es ordenar el esquema laboral en el sector público.


“Hace dos semanas la UCCAEP había propuesto una alternativa, en conjunto con diversos sectores sociales, en la cual el Ministerio de Planificación asumiría la rectoría. Para evitar posibles conflictos con la autonomía de las diferentes entidades, considera que la Dirección de Servicio Civil debe ser el órgano técnico especializado, que junto con el MIDEPLAN y las áreas de recursos humanos o denominaciones homólogas de cada institución definan la política salarial, con el fin de evitar problemas jurídicos de fondo.
Como sector productivo manifestamos, además, nuestra seria preocupación ya que no se observa un liderazgo claro desde el Gobierno y la fracción del Partido Acción Ciudadana para que este proyecto se blinde y sea aprobado de la mejor forma en el Plenario. De hecho, es preocupante este retroceso en el proyecto de ley, el cual contó con el voto del presidente de la Comisión de Gobierno, que precisamente es del partido oficialista”, cita el comunicado.

UCCAEP reitera tanto al Poder Ejecutivo como al Congreso revisar sus propuestas las cuales considera alternativas viables para solventar problemas que presenta el proyecto de Ley. A la vez recuerda que dicho proyecto de Empleo Público será la carta de presentación ante el acuerdo técnico con el FMI y de no materializarse en una ley, se le enviaría una muy mala señal a los inversionistas y pone en riesgo el acuerdo con el Fondo comprometiendo el futuro del país.

15 vistas0 comentarios