Un mensaje para los Partidos Políticos

Lic. Benjamín Sevilla García

Secretario de Juventud de ANEP


En esta oportunidad se hablará desde la visión de una persona joven, puede que el aporte tenga cierto valor, entonces lo ideal es que quienes participan en los diferentes partidos políticos le presten atención. No surge de una posición político-partidista, sino de una voz ciudadana que lejos de querer reservarse la exclusividad, sólo pide un espacio como la de cualquier otra persona preocupada por la realidad nacional.


Primero, las personas realmente preocupadas por el bienestar económico, político y social del país estarán realmente interesadas en las propuestas concretas. No se preocupen en descalificar a las otras partes de la contienda, en hacer campaña sucia, en tratar de maximizar los errores de sus oponentes. Esa política es repudiable, avergüenza y descalifica la inteligencia del costarricense a nivel nacional e internacional.


Segundo, acepten la invitación de todos los medios de comunicación, no permitan que su voz se escuche y se lea en sólo una televisora, programa de radio, o prensa escrita. Ya saben lo que dicen del “cuarto poder” y de las malas compañías, la imparcialidad manifiesta les ayudará más. Salvo que, su campaña esté patrocinada por algún periódico o medio de comunicación televisivo, en tal sentido, se comprenderá que su partido seguirá siendo de minorías.

Tercero, no bromeen con la inteligencia de los costarricenses. La pandemia es real, los cuidados y la ejecución de medidas sanitarias son responsabilidad de todas las personas, pero no quieran utilizar las consecuencias para infundir temor y para manipular las masas. El derecho humano a la salud no debe ser el trampolín político para beneficiar a “x” o “y” partido. No finjan que les preocupa la salud de las personas si previamente no hablaban del tema; y, menos aún, si están apoyando proyectos de ley que debilitan a la Caja Costarricense del Seguro Social o, que generan pobreza y desigualdad.


Si, eventualmente, les interesa el tema de los derechos humanos, procuren apegarse al principio de universalidad, que sean todos los derechos humanos, para todas las personas. No se vale reconocer unos e ignorar otros. Siguiendo esta idea, su compromiso será abrogar las leyes recientes que implican un retroceso en materia de derechos humanos (principio de progresividad y no regresividad de los derechos humanos).


Cuarto, en caso de utilizar una política de incorporación de las personas jóvenes, para mostrar que son geniales y que no dejan a nadie atrás, mucho bien le harían al país seleccionando a personas realmente capacitadas y competentes, ya saben lo que pasa cuando por improvisación se ponen a las personas sin experiencia, sin tacto y con ciertos aires de grandeza. No cometan los mismos errores, hay jóvenes muy capaces, sumamente profesionales y que merecen estar en la función pública. Estos no siempre se cuentan entre los que pegan banderas.


Finalmente, aprovechen el tiempo. No hablen de las glorias pasadas de sus partidos, dejen eso para la escuela y la academia. El país precisa de políticas públicas, de propuestas, de acciones concretas. Todo lo relacionado con las medidas para atacar el desempleo, mejorar la educación, atenuar las desigualdades, reducir los índices de criminalidad, el pago de los intereses de la deuda pública, las medidas para enfrentar la crisis fiscal, entre otros. Eso es lo que queremos ver y escuchar en la próxima campaña.


Los artículos y comentarios expresados en las columnas de opinión de esta Revista son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente la posición de La Pluma CR

183 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo