Una gran Mujer dentro y fuera del ring.

Adriana Ross Madrigal

Productora y Presentadora


En Costa Rica hemos tenido una gran representación de mujeres en diferentes deportes como natación, triatlón, atletismo, futbol, boxeo y otros más. Han ganado medallas de oro dejando a nuestro país en alto. Nos emocionamos, nos identificamos con ellas, disfrutamos de sus triunfos, hemos celebrado a lo grande, y en otras ocasiones vemos que no es suficiente. A mí me ha pasado que veo un triunfo de alguna atleta y no le dan la importancia o la cobertura que se merece, y me pregunto porque cuesta más cuando son mujeres.


A las mujeres costarricenses nos ha costado más destacarnos en el deporte, hemos tenido que ir abriendo camino poco a poco, disminuyendo brechas, desde preparación, apoyo de patrocinadores, ayuda en logística, cobertura de medios; pero cuando vemos a una mujer luchar, ganar y darse un lugar en la historia del deporte nacional nos llena de satisfacción y orgullo, sabiendo que el camino fue duro y largo, pero falta mucho más.


En este articulo quiero reconocer el trabajo y el éxito de una gran mujer y deportista, la boxeadora Yokasta Valle. A quien tuve el honor de ver en su pelea defendiendo el título mundial el pasado sábado 30 de febrero contra la boxeadora japonesa Sana Hazuki una gran luchadora, y con orgullo decir que el titulo quedó en nuestra casa.


Yokasta es una guerrera dentro y fuera del ring, un ejemplo de disciplina, coraje, valor, constancia en su trabajo y con un gran compromiso de superación. Desde pequeña ya tenía el camino claro de lo que sería su pasión el boxeo. Con el apoyo de su padre empezó a entrenar en el gimnasio de Plaza Viquez, y a los 13 años tuvo su primera pelea la cual ganó, esta pelea marcó su vida y a partir de ahí tomo la iniciativa y empezó su entrenamiento todos los días; una mujer comprometida también con sus estudios. Lo que nos ha demostrado la campeona mundial es la importancia del balance que se debe tener en la vida con las responsabilidades que tenemos, ha sido un gran ejemplo de superación.


En la vida encontraremos altos y bajos, tanto en lo personal como en lo profesional, Yokasta ha demostrado como mujer y deportista que si existen momentos de quiebre y miedos se deben superar y de una mala experiencia obtener un aprendizaje de vida, es parte de la lucha por lograr sus metas. El camino de la boxeadora costarricense en el ring está lleno de triunfos, pero también derrotas y la hemos visto con gran valor levantarse y seguir adelante.


Yokasta se ha solidarizado con las luchas por los derechos de las mujeres, ha levantado su voz en contra de los femicidios que han ocurrido en nuestro país. Un femicidio que la marco fue el de Eva Morera Ulloa de 19 años, ella murió por un disparo en la espalda, hecho que cometió el padre de su hijo, por esta razón en una de sus peleas en su cinturón llevo el nombre de Eva en honor a la joven. El poder transmitir un mensaje de lucha dentro y fuera del ring ha sido un ejemplo para muchas mujeres, de cómo enfrentar situaciones de violencia, de fuerza y de cómo empoderarse. Es admirable ver a una mujer tomar con tanta determinación esta lucha sabiendo que su mensaje para niñas, jóvenes y mujeres adultas será escuchado.


En su última pelea del sábado, en lo personal, me sentí orgullosa de saber que en sus guantes iban todos los nombres de las mujeres que han sido víctimas de femicidio, una voz por todas esas mujeres que sus voces han sido silenciadas. Yokasta se ha convertido en un ideal para la defensa de nuestros derechos, que ven en ella el apoyo y soporte de situaciones que a veces no pensamos que puedan suceder en la vida de muchas mujeres.


Los que me conocen saben lo mucho que me identifico con estas causas, porque creo en nuestro derecho como mujeres a que tenemos que ser respetadas, cuando una mujer dice NO que se respete ese NO, derecho a un trabajo digno y a un pago justo, a vivir en un ambiente de amor y paz. Desarrollarnos en una sociedad donde nuestra seguridad e integridad esté garantizada. Por eso me solidarizo con las luchas que se dan en este caso con Yokasta; es importante sumar voces y de personas con espíritu de superación que quieren una mejor sociedad, un mejor país.


No bajemos la guardia, sigamos el ejemplo de Yokasta como mujer, deportista, donde nos ha enseñado que los sueños y metas se cumplen, con trabajo, disciplina y amor al deporte. Debemos proponernos a ser parte de las soluciones, no de los problemas, y una palabra muy importante sororidad, tendamos la mano cuando alguien más la necesite, cuidémonos entre todas.


El cambio empieza en mujeres como Yokasta, en ustedes, en mí.



Los artículos y comentarios expresados en las columnas de opinión de esta Revista son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente la posición de La Pluma CR

73 vistas0 comentarios

Contáctanos

Heredia, Costa Rica C.P. 40101

laplumacr@gmail.com  |  WhatsApp: (506) 7271-6944

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon